Pues acabo de escuchar la elogiada conferencia de Reverte en el Hormiguero y francamente decepcionado me he.
Decepcionado, porque siendo un lector empedernido de Arturo y habiendo disfrutado mucho de sus opiniones, compartiéndolas casi siempre, una de dos; O se ha callado muchas cosas, que no lo parece, o se me ha escorado tanto a la izquierda a sus setenta años que hace aguas peligrosamente. Hubiera esperado mas de él. Seguramente fallo mío.
Esto lo digo sobre todo por el final, que es cuando asoma la patita tras una conferencia sobre la neolengua entretenida sin más, un par de apuntes obvios sobre las redes y otro sobre la nueva religión humanitarista, interesante, pero sin entrar en grandes profundidades, (si, es que las feminazis, el dice feministas ultra radicales, son una pesadez y tal y tal) nos larga que Iglesias es otra cosa, tiene nivel, un intelectual leído, cosa que en la derecha no existe según él y la ultraderecha, Vox sin nombrarla, lo único que ofrece es rellenar el descontento causado por una una izquierda que desbarra, haciéndola crecer. ¿En que desbarra?…ah, en eso no entra. En el humanitarismo filantrópico.

Como no entra en nada con sustancia, a pesar de lo libre que dice que es. Se queda en que la ultima de James Bond es una cagada y Bond un moñas.

No entra en el recorte de las libertades actual, no entra en los autoritarismos fascistoides de los nacionalistas y sus aliados (esa izquierda que le mola a Reverte “porque representa a la ilustración”, mientras que la derecha para él debe ser sólo una cosa casposa, curil o peor, de inquisidores), en la descomposición de la nación española, en el orillamiento sistemático de las leyes y las instituciones del estado puestas al servicio exclusivo del caudillo Sánchez, ese que le gusta tanto como personaje a Reverte y al que admira como killer/político… en nada vamos, que no entra apenas en nada o, lo que sería peor, todo esto que ocurre le parece fenomenal, son cosas que tienen que ocurrir, a lo que parece. Debe ser la modernidad inevitable.
Al menos ni tan siquiera las apunta en su análisis, que se queda en que Irene es muy plasta y Pablo que leído es. Y la ultraderecha, caca de la vaca. existen porque la izquierda no lo hace suficientemente bien con su nueva virtud, que es la ideología de occidente.
Vaya caca de entrevista Arturo, afectuosamente. Algunos apuntes interesantes sobre las redes, que a los talibanes no se les puede imponer nuestra modernidad y la democracia a martillazos y poquito mas.
Y que esta entrevista se califique como la del año y la mejor del Motos, ya dice todo del ínfimo nivel que corre por nuestras venas.

Estos días sostengo un plática con don Madrileo, un apreciado compañero de remo en la Argos, la nave de santiago González, sobre el papel de la Iglesia en estos días de zozobra.

Aquí y aquí

Coincidimos como suele pasarnos en la tesis, Bergoglio, el papa montonero, está dejando a la Iglesia que no la reconoce ni María, la madre que la parió. Tan sólo disentimos en la parte final, el cree que es una jugada inteligente, acorde a los tiempos en que ya nadie va a la Iglesia ni a misa, ya no hay vocaciones, no hay curas para oficiarlas, el acercarse a las tesis de la izquierda para intentar paliar el desastre. Yo como buen dudacionista lo dudo, me da que tan sólo contribuye a desaparecer antes. Donde esté un buen sermón y una misa con gregorianos y latines que se quieten estas moderneces.

Quintana también comenta la cuestión y lo ve así;

Pues al paso que vamos ya veo la nueva Biblia del tercer Milenio y sus diez Mandamientos;

Amarás a Pangea sobre todas las cosas.
No tomarás el nombre del ecologismo en vano.
Santificarás las razas, excepto la blanca.
Honrarás a tu líder, lideresa o lidereso.
No procrearás.
No comerás carne.
No contaminarás.
No malgastarás los recursos naturales ni mentirás sobre ello.
No consentirás pensamientos ni deseos impuros.
No codiciarás los bienes de las élites que velan por ti.

Sobre la actual educación y su aparente falta de resultados, (cada día los niños y jóvenes son mas incultos y mas burros) también Quintana nos obsequia hoy con un gran artículo sobre el tema que nos ilustra sobre ello al tiempo que nos advierte, como el lema de este blog, que no es cosa de izquierdas o derechas, la cuestión es otra; Resumo su artículo que desde luego recomiendo leer entero)

La verdadera grieta en el campo de la educación no es la que nos separa entre izquierdistas y derechistas. O la que nos divide entre innovadores y tradicionalistas. La verdadera grieta al ponernos a educar es bien otra: la que se abre entre quienes creen que educar debe servir para algo (propagar ideología, perpetuar nuestro sistema económico) y cuantos creemos que educar debe servirle a alguien (al educando).

…eso es lo que tenemos a nuestro derredor. Escuelas, colegios y universidades que lo mismo suministran ideología «para hacer buenos ciudadanos» que entrenan competencias «para mejorar nuestra mano de obra». Y si alguien osara recordar que un alumno es algo más que un ciudadano o un productor futuro (que un alumno es una persona, por ejemplo, con dignidad propia, y por lo tanto no sujeto al uso que otros, ideologías o sistemas económicos, organizaciones políticas o empresas, dispongan de él) a quien así hable habrá de tomársele como un tipo harto inconveniente.

En primer lugar, miramos a las nuevas generaciones de alumnos y salta a la vista que cada vez aprenden menos cosas. Los temarios de los libros de texto, poco a poco, se jibarizan; a sus habilidades de cálculo mental las sustituye una calculadora; su vocabulario se empobrece. ¿Cómo es posible, si ese fuera el caballo de batalla de muchos ideólogos educativos, que no crezcan las «competencias» de nuestros educandos, sino que incluso mermen?

 las cosas tampoco funcionan mucho mejor en la cara ideologizante de nuestros centros educativos. Lo advirtió hace ya años Peter Sloterdijk: si el objetivo de tanta y tanta educación como llevamos impartida en los últimos siglos era mejorar la moralidad de la especie humana, resulta dudoso su éxito. Como alemán que es, bien sabe él de la refinada cultura que podían exhibir muchos nacionalsocialistas; como niños que todos hemos sido, bien conocemos lo indiferentes (cuando no difidentes) que nos dejaban nuestras maestras y sus cansinas insistencia en que nos portásemos requetebién. Sí, seguiremos haciendo murales por la paz mundial y ejercicios en clase «contra toda violencia»; pero luego, en el patio del colegio, cuando nadie nos mire, solo si jugamos a imitar un concurso de belleza y queremos hablar como las misses repetiremos las banalidades pacifistas de nuestros mayores.

¿Para qué sirve entonces la educación, si no sirve para las cosas que quieren los que dicen que sirve?

Hace unos días el profesor Enrique Galindo nos recordaba en Twitter una inquietante hipótesis.Se trata de una conversación con un alto cargo francés que recoge Michel Desmurget en su libro La fábrica de cretinos digitales. Merece la pena reproducirla:

«Después del blablablá habitual acerca de los beneficios de los dispositivos digitales, la conversación fue transcurriendo del siguiente modo: -Yo (Desmurget): Todos los estudios demuestran una importante reducción de las competencias cognitivas de estos jóvenes, desde el lenguaje hasta la capacidad de atención, pasando por los conocimientos culturales y fundamentales más básicos. Y, como ya sabemos, sobre todo gracias a los informes PISA, la digitalización de los colegios no hace más que empeorar la situación.
-Él (alto cargo francés): Se habla de la economía del conocimiento, pero se trata de algo minoritario. En el futuro, más del 90 % de los empleos serán de escasa cualificación, en los sectores de ayuda a las personas dependientes, servicios, transporte, limpieza en el hogar… Para estos puestos tampoco hacen falta personas muy formadas.
-Yo: ¿Y entonces para qué hacer que todos estudien una carrera universitaria, si van a terminar como dependientes en Decathlon?
-Él: Pues porque un estudiante sale más barato que un parado y está más aceptado socialmente. Todos conocemos ya el nivel de esos títulos. Son solo de cara a la galería. No hay que ser ingenuos. Además, cuanto más tiempo estén en la Universidad, más nos ahorraremos en pensiones».

¿Y si la vía que tienen nuestros colegios e institutos de servir al país no fuera ilustrar hasta el máximo posible a cada uno de los que por ellos pasan? ¿Y si el propósito fuera retener estabulados a millones de niños y jóvenes para que no molesten a los que estamos en edades productivas? ¿Y si se les entretuviera en tanto con un poco de ideología por acá, un poco de saberes por allá, pero sin esfuerzos excesivos, que al fin y al cabo la mayoría de esos alumnos terminarán haciendo cosas como cuidar ancianos o fregar esas escaleras donde Roomba no marcha del todo bien? ¿Y si nuestros profesores fueran ya solo animadores socioculturales mejor pagados que sus homónimos en Benidorm, que amenizan a jubilados en vez de a púberes?

La hipótesis es sencilla, aunque desasosegante. Mas ya Occam nos advirtió que lo primero no empece para que algo sea verdad. Hay un viejo chiste soviético que habla de que en sus fábricas los obreros hacían como que trabajaban, mientras el Estado hacía como que les pagaba por ello. Poco a poco, nuestra educación se asimila a ello: un sistema donde los profesores hacen como que enseñan, y los alumnos como que aprenden. Y a ningún gobierno le molesta que así sea: se afanará, al contrario, en que obtener suspensos cada vez importe menos, en que cada vez se deban hacer menos recuperaciones, en que el esfuerzo sea menos y menos necesario. La economía del futuro no necesita otra cosa. Y corregir exámenes en septiembre resulta un tostonazo.

Mientras, los que pensamos que educar vale por sí mismo, no por lo que la economía futura, o por lo que una u otra ideología ansíen hacer del estudiante; los que creemos que darle a un chico saber es como darle salud o fuerza física o afecto o disfrute de la vida (cosas que se justifican no por lo que podrá hacer luego con tales virtudes, sino porque ellas mismas fundan lo valioso de nuestra existencia); los que creemos que la educación debe hacer mejores personas porque sí, no porque luego vayan a ser útiles a la sociedad o a la economía, deberemos aguardar tiempos mejores. ¿Con alguna esperanza? Bueno, justo si hemos leído libros antiguos (de esos que no sirven para nada) sabemos ninguna decadencia es perpetua; así que acaso pronto los hados tornen a sernos propicios y arriben tiempos mejores para educar.

Tremendo fregao que tenía esta mañana. Pongo la tele de la cocina para hacerme compañía mientras me peleo con el fayri y la loza, cae la uno y llena la estancia una música como de iglesia, me extraño, volteo, miro la pantalla y héte ahí que salen llorando varias mujeres que se han quedado sin casa, sin fotos, sin recuerdos, ¡sin vida nos cuenta la perrolista!…y dale que te pego con la música de iglesia… se ve que ya han encontrao tema sustituto para lo de la plandemia. Del virus nunca mas se supo.

Hay que joderse, una minicatástrofe sin muertos hasta ahora, sin heridos, con unos pocos cientos de damnificados a los que a lo que se ve les van a poner casa nueva o eso anuncian, así que ni tan mal para quienes viven en la ladera de una falla volcánica muy activa. Al resto de los millones de españolitos que viven en sitios mas corrientes nadie les da un duro cuando se les arruina el negocio por tener que cerrarlo por mandato de la autoridad o están en paro crónico. Pero esos no salen en la tele ni con música de iglesia ni con vainas en vinagre. Y de los que se quedan sin casa porque una mafia se la okupa, que vamos a decir. ¡Que se jodan!

Luego está la cosa esta de la solidaridad lacrimeante, que perdónenme pero da bastante asquito. Porque es como para la foto, pero a la hora de la verdad duermen como marmotas al verse tan bien paradas en comparación, que es para lo que sirve toda esta parafernalia televisiva, tranquilizar al personal (joe, que bien estoy yo viendo a este desgraciao) y rellenar la parrilla.

Porque vamos a ver, estoy hasta el mismo esfinter anal de ver año tras año como los patanegra, los que tienen plaza y son indespedibles por mas guarradas que hagan en la casta y aclamada clase del profesorado de la enseñanza pública, se aprovechan hasta lo nauseabundo de los eventuales que vienen a cubrir sus bajas laborales, (en la pública es muy normal hasta cuatro personas para cubrir un mismo puesto de trabajo, un patanegra coge la baja porque le duele un metatarso, el que le sustituye alucina con el personal y al de dos días hace lo propio porque las migrañas no le dejan dormir, y así sigue la bola ad nauseam).

A lo que voy, el titular de la plaza coge el puesto el primer dia de curso y el segundo ya está de baja, su sustituto apechuga con la marabunta del alumnado que le toca y al que no conoce y si aguanta el curso, el día anterior a las vacacaciones el titular aparece mágicamente con el alta y ¡voila!, el sustituto a casa y sin cobrar las vacaciones, ajo y agua.
Y no es que el titular no las vaya a cobrar igualmente, coja el alta o la siga con la baja, es que como ya al día siguiente no hay clases ¿para que va a alargar la baja si ya todo el curro, exámenes y demás ya se lo ha hecho el pringao sustituto por mucho menos sueldo que él o ella?

Claro que le jode el no cobrar las vacatas al pringao pero, ¿ustedes se creen que eso le importa una higa a ningún patanegra fijo?…al contrario, creo que disfrutan jodiéndoles, así se reafirman en su superior estatus y se creen por encima de ellos, como en efecto están y se regodean.
Y eso lo hace casi casi todo quisqui que puede hacerlo. La inmensa mayoría. Lo se bien por experiencia de mas de treinta años en estos antros. Y como en la enseñanza, tan sacrificada y vocacional oigan, seguro que en cualquier otro funcionariado. Y luego TODOS somos la leche de solidarios y lloramos mucho cuando la desgracia golpea al que sacan en la tele. (risas) Y si alguien no llora, es un desecho humano de lo mas eliminable.

Estamos llevando el cinismo a unas cotas esperpénticas.

Nos manda este resumen de la presidencia de Biden Luis desde Florida. Sólo cabe señalar la absoluta semejanza de su política con la de nuestra siniestra presidencia de Su Sanchidad. Destrucción de economía, aumento hasta lo absurdo del gasto público, inmigración descontrolada para aumentar el voto a su partido y políticas energéticas demenciales;

Luis.

Se me ha hecho difícil encabezar este artículo debido a las numerosas características de este presidente, ninguna de ellas muy halagadoras, a quien le llaman también Sleapy Joe por la manifestada necesidad de descansos, siestas y cabezadas hasta en momentos importantes. En este video de 24 segundos se puede ver a Biden dormido durante una conferencia sobre el presupuesto. 

He elegido la calificación deplorable que usaba Hillary Clinton para los votantes de Trump para el candidato Biden, porque le va como anillo al dedo. Es más, hay un 20% de votantes de Biden que ya están arrepentidos de su voto. Obviamente, el reciente grave error que Biden ha cometido en Afganistán, de lo cual ya se ha escrito ampliamente, uno de cuyos resultados es que cuatro de los terroristas que estuvieron detenidos en la base militar de Guantánamo y que fueron liberados por Obama a cambio de un desertor americano, el sargento Bowe Bergdahl, han vuelto para ser líderes del gobierno de Afganistán. Ver abajo. 

https://www.dailymail.co.uk/news/article-9968219/Four-Taliban-leaders-freed-prisoner-swap-Bowe-Bergdahl-join-new-government.html

Su presidencia comenzó con la eliminación del oleoducto Keystone, que se diseñó para transportar el abundante petróleo de Canadá para las refinerías de Houston, Texas y prohibió hacer exploraciones en terrenos considerados parques nacionales que son el 30% del territorio estadounidense. Aunque así lo denuncien los ecologistas salvajes, no es un tema sobre la contaminación que pueda generar la extracción ya que ese tema está superado, sino más bien para satisfacer al ala radical de su partido que está volcada hacia la eliminación del CO2. Pero claro, esto tiene sus serias implicaciones económicas. Aparte de los enormes gastos gubernamentales y las limitaciones que tiene la supuesta “energía limpia”, la falta de abastecimiento nacional y el aumento de la importación de petróleo ha causado grandes subidas en el costo de la energía y como es natural, ese costo se lo han pasado a los agricultores, los procesadores y al final, al consumidor, sin olvidarnos del sector de manufactura. Además, estos costos adicionales hacen que muchas empresas vuelvan su vista hacia China que es la beneficiaria de todo lo relacionado a la energía renovable.

Sólo se puede explicar conociendo la personalidad de Biden, su halago a Putin por  el gasoducto Nord Stream que pone en dependencia energética de Rusia a muchos países europeos, incluyendo la poderosa Alemania y en desventaja a EEUU, que han sido sus aliados. Relación que ahora se puede discutir. En adición, pidió a los de Arabia Saudita que aumentaran su producción. Todo esto negando el crecimiento de las empresas americanas, al empleo y al final, a los bolsillos del americano de a pie. Este artículo nos dice que la inflación causada es la más alta en 30 años.

https://www.breitbart.com/economy/2021/08/27/bidenflation-consumer-prices-rise-at-fastest-pace-in-30-years/

La inflación no ha sido causada exclusivamente por la subida energética, sino también por el dinero fácil que la Reserva Federal ofrece. Los préstamos están a niveles bajos históricos, hay una escasez de viviendas en muchos estados y la migración de los estados que cobran altos impuestos a los que no tienen impuestos estatales (Florida, Texas, Arizona, etc) hace que los precios de las viviendas hayan subido a niveles porcentuales semejantes a los que causaron la implosión inmobiliaria del 2008. No se espera una caída de precios como aquella debido a que la construcción de casas no es tan especulativa, los bancos aprendieron la lección de la hipoteca sin entrada del 20% y también responde a la subida de materiales. Por ello hay muchos desahuciados en California.

Otro factor que ha influenciado negativamente a la economía ha sido el dinero del estimulo que se ha dado a la ciudadanía. Acción justificada al inicio, debido a la pandemia, pero una vez que se abrieron los negocios los que estaban recibiendo los cheques prefirieron no trabajar y seguir cobrando. Por fin este programa ha finalizado a primeros de este mes, pero han quedado 10 millones de puestos de trabajo abiertos y 8 millones en el paro. Incomprensible la razón del gasto gubernamental que amplía el déficit presupuestario que se proyecta para el 2021 de $2.3 trillones (billones europeos). La deuda total es de 27 trillones mientras que el PIB está en 22 T, lo cual dudo que sea bueno para mantener el valor del dólar y las demás implicaciones negativas que esto tiene.   

****

La  seria crisis inmigratoria ha sido relegada a la zona baja de las prioridades cuando la entrada de ilegales se ha multiplicado comparando a los años de Trump. Los números de los guarda-fronteras nos dicen que en lo que vamos de este año se han hecho por lo menos 1 millón de detenciones, pero a pesar de ello, por órdenes de arriba terminan liberados y esparcidos por todo EEUU “prometiendo” que aparecerán en las cortes para reportarse. Si, claro! Un paréntesis que nos abre una rendija a la situación: la vicepresidente, Kamala Harris calificó a los guarda-fronteras como el KKK, lo cual envía el mensaje de que cuidar las fronteras es cuestión de racismo. Y esta política de permitir la entrada a los centro-americanos, cuando con Trump eran devueltos a México, está generando de nuevo las interminables caravanas y muertes inevitables en el desierto de mujeres y niños. Pero estas tragedias son barridas debajo de la alfombra porque el fin es más importante que los medios. El objetivo final de esta política es claro. En el Congreso ya están estudiando la forma de conceder amnistía y después la ciudadanía a los ilegales (de 15 a 20 millones) los cuales la gran mayoría votarían por el partido demócrata.

A pesar de que un porcentaje alto de los ilegales que llegan están infectados por el covid19, para estos no se exige ninguna prueba. Mientras, los ciudadanos de NY necesitan el certificado de la vacuna para sentarse en el restaurante y a los que rehusan vacunarse les llaman talibanes.

Los demócratas tienen unas posturas políticas convenientes. Aunque siempre alegan actuar en conformidad con la ciencia para los abortos de lo que hacen “sus” cuerpos tienen libertad total. Para matar a un bebé que ha nacido por su negligencia tienen todo el derecho del mundo, pero para tomarse un riesgo menor de una enfermedad (los que tienen menos de 60 años) es un acto de terrorismo. Así lo han calificado algunos, que seguro que no han sido conservadores. 

El gobierno federal tiene 2 millones de empleados y Biden asegura que impondrá multas serias a aquellos que rehusen la vacuna. Y esto es muy curioso por lo siguiente. La unión de empleados de Correos (ahora parcialmente independiente del gobierno) anunció que estaba en contra de una vacunación obligatoria. Y como esta unión donó 3 millones de dólares a la campaña de Biden en el 2020, ahora está exenta de dicha obligación. Ver artículo.

https://freebeacon.com/biden-administration/postal-service-unions-spent-big-on-biden-now-theyre-exempted-from-the-federal-vaccine-mandate/

También hemos de recordar que en la campaña del 2020, Biden y Kamala daban entrevistas declarando una falta de confianza en la “vacuna de Trump”, pero ahora debe ser obligatoria. (¿?)  

****

Entre los proyectos de ley, hay uno de un enorme alcance. Le llaman el de la “Infraestructura”. Pero curiosamente, menos del 10% está designado para lo que comúnmente se entiende: carreteras, puentes, pantanos para energía hidroeléctrica y suministro del agua, modernización y protección del tendido eléctrico de un cada vez más posible pulso electromagnético. Y debido a ello, nos han inventado un término nuevo: infraestructura social. La ley de Infraestructura tiene un presupuesto de $3.5 trillones y los demócratas intentarán pasar con ella reformas al sistema de elecciones que tan bien les fue en el 2020, especialmente con los votos por correo enviados a todos los registrados cuando por ley sólo se puede enviar a aquellos que lo piden. Por el momento, como el senado está igualmente divido, un sólo senador demócrata puede descarrilar el proceso. Y este es el senador Joe Manchin que ve en la ley un gasto excesivo e innecesario. No sabemos hasta qué punto podrá aguantar la presión de sus colegas del partido, pero de momento la ley está estancada hasta mediados de octubre.

https://www.msn.com/en-us/news/politics/senate-e2-80-99s-manchin-says-he-opposes-dems-e2-80-99-2435t-infrastructure-bill/ar-AAOmrk6?ocid=uxbndlbing

********

Para pagar todos lo programas que desean, la Administración de Biden está lanzando un globo de sondeo sobre el incremento de impuestos de un 43.4% a las ganancias de las inversiones. El presupuesto del 2022 es de 6 trillones y se prevé que las entradas serán de unos 4.2 trillones. Eso nos deja con un déficit de 1.8 trillones añadiendo aún más presión a la enorme deuda nacional. Este incremento de impuestos es muy probable que devuelva las inversiones a China y reduzca la economía, causando posiblemente una recesión. 

****

La Administración de Biden va de cabeza hacia las ineficientes y costosas energías renovables, entrando de vuelta en el Acuerdo de Paris; está incorporando la agenda del Nuevo Acuerdo Verde; ha revocado el acceso a las escuelas de aprendizaje industrial por el mero hecho de ser una idea de Trump; su Departamento de Justicia no investigará al gobernador de New York que dimitió por haber acosado a mujeres de su administración, pero su verdadero crimen fue el de incorporar miles de ancianos con covid19 a residencias causando miles de muertes; y Biden ha nombrado a “le” transexual Rachel Levine al ministerio de Salud, que al igual que el ex-gobernador Mario Cuomo, dio órdenes de enviar pacientes de covid19 a residencias de ancianos en el condado de Alleghany, Pensilvania donde ejercía al cargo de sanidad. En los interrogatorios del senado para la confirmación a su puesto en en el Ministerio de Salud Nacional, se vio mucho más ofendida por el trato que le dio uno de los senadores como “el” que a las menciones de las muertes por las que era responsable.

Vamos de mal en peor como país. Con todo ésto y el resultado de las elecciones especiales en contra de expulsar al nefasto gobernador de California con un margen del 64-36% hacen que mis esperanzas para nuestro futuro sigan esfumándose. Serán muchos los que se arrepentirán de sus votos en su juventud. Mientras, los chinos frotándose las manos y riéndose de nuestras sensibilidades estúpidas.   

Dos grandes días de olas dan la bienvenida a los habitantes de Sydney a una nueva primavera. Con la dirección de oleaje y los vientos correctos, esta rompiente de arrecife puede ofrecer algunos tubos divertidos y algunos golpes de castigo. Con los lugareños Kirk Flintoff, Maxime Raynor, Dylan Longbottom, Jarvis Earle y Shane Campbell. Disfrutar

La verdad es que hoy he pasado un día excelente y el homenaje que nos hemos dado mi almiranta y servidor con una pareja de amigos para celebrar mi cumple, en un restaurante de conocidos de un pueblecito cercano donde preparan con cariño y sapiencia los yantares ha contribuído de manera importante.

Una mixta para picar, una excelsa menestra de verduras en plena temporada de mismas capaz de resucitar a un Biden, un sapito al horno en su punto bien jugoso y un souflé de fruta flambeado especialidad de la casa. Amén.

Sobre la guerra y los ejércitos, las retiradas como la de Agfanistán y las que podamos tener en un futuro, tengo un par de ideas que andan dando vueltas estos días en el caletre tras escuchar a dos militares nuestros que saben de que hablan ( Fede Supervieille y un militar de Vox que habló hace unos días en esradio, no recuerdo su nombre pero si que era una delicia escucharle) y que quiero comentarles.

Una es que a día de hoy, en cualquier país occidental, la pérdida de un solo soldado propio está fuera de lugar. No se contempla, vamos. Verboten.
(De ahí la insistencia en los drones, que no tienen nada que ver con los de juguete de uso civil. A modo de ejemplo actualmente los submarinos se clasifican en pequeños, (los que se pueden sujetar con una mano) medianos, (hasta 50 cmtrs de diámetro, el de un torpedo antisubmarinos) grandes (hasta dos metros de idem) y muy grandes, (del tamaño que sean). En superficie ya están operativos barcos de buen tamaño sin humanos a bordo. Y en cuanto a soldados robots ya hay cosas muy elaboradas en USA y otras partes)

Pero claro, si perder un soldado ya ni se contempla podemos imaginar el respeto que un ejército así va a causar en el enemigo que no funcione con esos melindres.
Y teniendo en cuenta que la función del ejército es esa precisamente, no la guerra sino causar respeto en el enemigo y que este se lo piense muy mucho antes de atacarte, evitarla, vamos, la cosa empieza a ser muy preocupante.
Pensemos en un Marruecos por ejemplo en un futuro no tan lejano invadiendo Ceuta o las Canarias porque sabe a ciencia cierta que ningún gobierno español va a ser capaz de mandar a batallar y morir a sus nacionales. Quizás por eso ya se están dando por descontadas el perder las plazas africanas y hasta las Canarias por destacados políticos “patrios” sin que salte la menor alarma.

En USA mueren en sus calles 40.000 personas a tiros todos los años y no pasa nada. Que se le va a hacer. Se asume. No problemo.
Pero mueren 2.000 soldados en 20 años (40.000 contra 100 u 800.000 contra 2.000, como prefieran) y les entra el canguelo, la ciudadanía protesta y se retiran con el rabo entre las piernas de la guerra mas larga y en la que han invertido ni se sabe cuantos miles de millones de la forma mas vergonzosa frente a unos barbudos mal armados pero que no tienen nigún problema en espicharla por su causa. Porque saben que no pueden ganar esa guerra. Y del resto de países mejor ni hablo, porque la cosa es aun mucho mas sangrante.

Creo que me entenderán por donde voy. Dentro del concepto que les comenté hace un par de días de la percepción cambiante del daño en que en nuestras acomodadas y blanditas sociedades actuales tenemos por ejemplo ministras de la cosa que equiparan a las agfanas con las españolas sin ir mas lejos, (y los medios y la ciudadanía lo asumen como si fuera lo mas normal, que por algo será) y en las que nuestro ejército ni se le ocurre pensar en mandar conscientemente a un solo soldado a morir en nigún frente y nuestro posibles enemigos lo saben mejor que nosotros mismos, ya me contarán que podemos esperar si vienen mal dadas.

Y todavía hay optimistas que hablan de ejército europeo… es que me entra la risa floja.

Relacionado;

Philmore A. Mellows
Llevo todo el día pensando en el tema de las Fallas valencianas. Toda mi vida previendo un choque de culturas con los musulmanes y hoy he caído en mi gran error. No había previsto que es imposible colisionar cuando una de las partes no está dispuesta a defender sus tradiciones.

Un error de cálculo imperdonable. No había previsto el escenario en el que una comunidad de 200.000 musulmanes cambian la tradición tricentenaria de 5 millones y pico de valencianos sin siquiera un mal gesto. No ha hecho ni falta.

Si una comunidad que ronda el 5% de la población ha acojonado a 5 millones de valencianos levantando una ceja, es de locos no pensar que en 10 años estamos modificando nuestro ordenamiento jurídico para acomodar preceptos del islamismo que recojan “todas las sensibilidades”.

Evidentemente, los valedores y defensores de todas esas “sensibilidades” serán mañana los mismos que hoy son valedores y defensores de la causa contraria: de la legitimación de la ofensa contra sentimientos y símbolos cristianos. Los tontos útiles. Pero con ello ya contamos.

Por no hablar de la sátira y la crítica social que parecían estar asociadas al arte fallero. Al final, lo de siempre: el cacaculopedopis de los de siempre hacia los de siempre. El humor adolescente y eunuco de El Jueves. En fin. Eso es lo que hay y con esos bueyes hay que arar.

Celebraciones de ese país que nuestra siniestra dice que no existía ni en esa época ni cientos de años después;

Y menos relacionado, pero también;

Traemos esta tarde dentro de la serie “tuiter es mucho mas que 140 caracteres” un hilo de hoy de Philmore con el que estoy plenamente de acuerdo y que sintetiza en unos pocos párrafos bien expresados de que estamos hablando (la guerra cultural, apartado del lenguaje) cuando la progredumbre te encasqueta el insulto de islamófobo si no les bailas el agua y tragas con sus ruedas de molino:

Philmore A. Mellows

Una cosa. Creo que no es necesario hacerlo, pero me gustaría aclarar que esto no va de xenofobia. Si hay alguien que creo que merezca acogida en este país y la aplaudiría son los árabes y africanos cristianos. Eso sí: soy antislam y quiero reivindicar mi derecho a definirme así.
Soy antislam como soy, en general, contrario a cualquier ideología totalitaria, sea cual sea la fase en la que se encuentre. Y creo que hay que perder el miedo a declararse antislam. Considerarlo delito de odio es una lamentable capitulación jurídica cuyo único fin es amedrentar.
Por qué antislam y no islamófobo? Porque soy escrupuloso con la semántica. La fobia, en general, transmite irracionalidad, exageración, obsesión o falta de control.
No. Mi posición es crítica, racional, razonada, moderada y meditada.

La guerra de las palabras no me la ganarán.
No es una cuestión de religión. Es una cuestión de ideología, que es lo que es el islam. Y nadie comete un delito poniéndose frente a una ideología totalitaria que extiende sus raíces en lo más profundo de la persona y acaba resultando dinamita para el alma.
Por eso soy antislam.

Ilustrando el concepto;


Continuando en el tema que comentó Luis anteriormente La estrepitosa retirada de Afganistán, quiero aportar mis impresiones.

En primer lugar que todas las intervenciones occidentales (también se podría decir de USA pero en algunas, como Libia, ha pesado casi mas Europa, Francia en este caso) están terminando en estrepitosos fracasos. Libia, Siria (que si no es por los “malvados” rusos estaría también en poder del talibán) han sido dos desastres de proporciones épicas en las que cpn la excusa de tirar abajo el tirano se ha conseguido efectos muchísimo peores. En general todas las llamadas “primaveras árabes” han acabado como el rosario de la aurora, incluyendo a Egipto, que está mucho peor que antes. Empobrecidos, con tensiones internas mucho mayores, cuando no directamente en guerra civil. Pero nadie lo comenta, no se explica en los medios, no se dice ni palabra sobre ello. Menudos paraísos de la libertad tenemos, ¿Libertad de información? pues para lo que sirve…
En fin, pasemos de puntillas por Irán, país que tenía un Sha que llevaba al país a la modernidad (las imágenes de las universidades y las mujeres de entonces son increíbles comparando con lo que hay hoy en día), y al que occidente dio la espalda cuando tuvo que abdicar y huir, nadie le quiso ni siquiera asilar pero si teníamos a Joemini instalado en Francia orquestando la vuelta a la edad media del país. Hoy es el reino de la sharia. Pasemos igualmente de puntillas por Iraq, devastado por la guerra y que hoy en día no levanta cabeza o por Libano, otrora la suiza de oriente.
En resumen, las intervenciones en Arabia de los paises occidentales se cuentan por fracasos de los que nunca nos hacemos responsables.

Y ahora Agfanistán. A nadie le importaba una mierda los agfanos y menos las agfanas hasta que Bin Laden derribó las torres gemelas. Entonces y con el argumento de que mejor hacer la guerra al terrorismo fuera de casa se invadió el país.

Durante veinte años se han gastado cientos de miles de millones que ha servido para que los talibanes tengan un equipamiento militar como nunca habrían soñado. El despojo humano que los demócratas americanos han puesto al mando del país ha hecho lo que tantos aventurábamos desde que para arrebatar el mandato a Trump falsificaron las elecciones de manera apabullante. El desastre mas absoluto. Lo impensable, que pase el ejercito agfano a manos de los talibán en días y gratis. Y ya de paso que los afganos que se habían creido que podían ser un país moderno sirvan para picadillo de los talibán.
Y tiene su lógica, llevar un país medieval (árabe y fundamentalista) sumido en la corrupción institucionalizada a ser un país moderno saltándose las etapas intermedias es lo que tiene, que todo se va a freir puñetas en dos días en cuanto dejas de sostenerlo y la policía internacional desaparece. Y es que algo parece evidente, la mayoría de la población prefiere al taliban que a la policía y el ejército agfanos, si no no habrían ocupado el país en horas.
El porqué es sencillo de entender, el talibán es muy duro (en un país muy duro) pero honrado. El policía o el militar son corruptos hasta las cachas.
“Con su rigorismo fanático y su justicia brutal, pero eficiente y aceptable según los estándares de la mayoría de los afganos, los Talibán ganaron fácilmente la partida de los corazones y las mentes al gobierno y a sus exóticos y más bien despistados aliados occidentales.”

Fuente muy recomendable de leer.

Y ahora lo que nos queda a los occidentales, que como de costumbre no vamos a reconocer nuestros errores, es sacar balones fuera apelando a, como no, ayudar a las mujeres, el fetiche de moda de la siniestra progresía. Hoy toca mujeres y niñas agfanas, así que a montar manifas (aquí no allí) de apoyo, hacer manifiestos y traer aquí al 0,1% de la población agfana para hacer ver que hacemos lo que podemos mientras seguimos con el mantra del “no a la guerra” y que los ejércitos son cosa del pasado que hay que eliminar. Todo muy absurdo pero que queda fenomenal. Quizás incluso quieran poner puntos violetas en Kabul o en Kandahar para que las agfanas estén “a salvo”.

Que los que mueren asesinados y con mucha diferencia respecto a las mujeres son lo varones eso da igual. O el señalar que son los niños varones los que sufren una de las peores lacras del mundo con la costumbre agfana de los “niños juguete” (‘bacha bazi’) que se compran a familias pobres para ser objetos sexuales de adultos afganos o militares es políticamente incorrecto, de fachas.


Y es que hay algo peor que intervenir militarmente en países extraños. El intervenir para dejar las cosas a medias porque la opinión pública controlada por la progresía y sus líderes exijan pretender ganar guerras con flores de plástico, palabras fetiche y sin disparar. Igualdad, sostenibilidad, sociedades feminizadas, resiliencia, ecopolítica y agendas 2030.


Pero aparecen los barbudos con ametralladoras cuando los odiados militares se dan el piro y se va todo al carajo. Grandes misterios de la naturaleza.
¿Quién lo podía preveer?

Conclusión, antes de pretender arreglar las casas ajenas hay que poner en orden la propia. Y si lo que tenemos en la propia es una familia desestructurada (sociedades enfrentadas con cuentos maniqueos de buenos y malos, elecciones amañadas, medios de comunicación comprados, etc etc ) mejor no pretender dar ejemplo.

Tras unos días peleando sobre el tema me manda Luis este artículo sobre el desastre de Agfanistán, con el que ya estoy bastante mas de acuerdo. Tan solo alguna precisión, por lo que se el primer presidente en pedir la salida de las tropas fue Obama. Y tanto todos los presidentes tras el, como los dos partidos, demócratas y republicanos, y la gran mayoría de los americanos querían esa retirada. Y no me extraña, son los que ponen el dinero, las tropas y los muertos, muy mayoritariamente, en todos los desaguisados del planeta. Me resulta de un cinismo insufrible como está ocurriendo ahora mismo, que los europeos “exijan” a USA que mantenga sus soldados allí mas tiempo para poder evacuar mas y mejor. Que manden ellos tropas allí a hacer el trabajo que la izquierda del “No a la guerra” (Biden) no quiere hacer. Ah no, claro, es que Europa está en ese mismo paquete del “no a la guerra” porque pelear es de fachas. Pero exigir a “los fachas” (los militares, esos que dijo Pedro Sanchez que sobraban) )que salven a las mujeres y a las niñas si. A los hombres que ejecutan y a los niños que prostituyen que les den, esos no cuentan, only woman;

Todos los medios han reportado sobre esta estrepitosa y trágica retirada de las tropas de EEUU y de la OTAN de Afganistán. Casi todos han quedado sorprendidos y preocupados por las consecuencias que tendrá ese movimiento de ficha. 

La retirada fue iniciada por el ex-presidente Donald Trump quien estaba opuesto a las “guerras interminables” de EEUU. Envió directamente a su Secretario de Estado Mike Pompeo a negociar con los talibanes todavía agazapados aunque ya existía información de una posible e inminente vuelta al poder de este extenso grupo de terroristas islamistas. Después de haber sido liberado por Trump uno de los líderes talibanes, Abdul Ghani Baradar, Mike Pompeo se reunió con él en septiembre del 2020, con la esperanza de que iniciaría un pacto con el gobierno afgano y cooperaría en la cesión de hostilidades. Trump negoció una retirada ordenada dejando un manual detallado para las fuerzas especiales. Me figuro que Trump confiaría en su reelección y en que podría forzar el cumplimiento del acuerdo. Pero es obvio hoy, que pecaron de ingenuidad. 

El siguiente presidente ha resultado ser Joe Biden y en contra de todas las expectativas, sugerencias de varios generales y haciendo caso omiso al manual diseñado para una retirada ordenada ha creado un caos internacional, una desconfianza total sobre la credibilidad de EEUU y una crisis humanitaria muy seria. Quizás no nos debería sorprender tanto, ya que su propio Secretario de Defensa desde el 2009 al 2011, Robert Gates, dijo en sus memorias del 2015, que Biden que no había acertado en niguna estrategia política importante en sus 40 años de político. 

En el video incluido abajo, el señor Hugo Acha nos da una explicación amplia de las esperadas consecuencias de la retirada. Hugo Acha es un miembro importante del Centro para la Seguridad de una Sociedad Libre. También es director de investigación y divulgación de la Fundación de Derechos Humanos para Cuba, además de ser un reconocido investigador y conferenciante sobre Contraterrorismo y Crimen Organizado Transnacional. También es un miembro del Centro William Perry dedicado a Estudios de Defensa Hemisférica. Confío que su opinión al respecto, debe pesar. 

Primero debo admitir el grave error de EEUU al querer convertir Afganistán en un estado semejante a los de Occidente. “Nation Building” fue algo que funcionó en Japón y Alemania, lo quisieron implementar los “neocons”. Pero la transformación de un pueblo multi-étnico, con más de una docena de tribus luchando entre si y de una religión intolerante, a una sociedad semejante a las de Occidente, ha mostrado ser un fracaso. Ha sido un baño de realidad a las buenas intenciones. Que conste que me incluyo en este grupo de ingenuos. Como bien sabemos, la invasión a Afganistán se llevó a cabo por el ataque a las Torres Gemelas en 9/11, 2001 y por el hecho de que los talibanes dieron cobijo a sus aliados de Al Qaeda (ejecutores del ataque) con la figura de Osama Bin Laden al frente. El objetivo de la invasión y la retención de tropas occidentales allí fue para evitar que Afganistán volviera a ser otra vez un refugio para Al Qaeda. Se han gastado 1 billón (europeo) de dólares y valiosas vidas de soldados, además de las correspondientes colaterales para perderlo todo. Mientras que muchos hemos pensado que Afganistán era terreno controlado por las tropas locales y los aliados, hay datos que indican haber sido un par de décadas muy trágicas para los militares y policía afganos: 67.000 muertes en este tiempo, aparte de las muertes de los americanos, aliados, contratados y humanitarios (cerca de 10.000) y otros 47.000 civiles. De los insurgentes murieron unos 80.000 guerreros. Por lo que hay que deducir también que los talibanes no  estaban inactivos. Da lugar a especular que los militares y políticos, así como los medios, no nos han querido informar del desastre que ha sido toda la operación. También es muy grave que los talibanes se hayan quedado con 75.000 carros blindados, de transporte y rastreadores de minas. 208 aviones y 600.000 armas ligeras. Ahora serán uno de los ejércitos más temibles de la zona. 

Felices del control por los talibanes, ya han llegado conocidos terroristas con $5 millones en recompensa por su cabeza. Los líderes del Grupo Haqqani, tio y sobrino. También el radical Reza Khan y es de esperar que llegarán muchos otros con ideas afines.

En el video, las palabras de Hugo Acha no son nada confortantes. Nos da unos datos escalofriantes. Los talibanes controlan el 90% de la producción y distribución MUNDIAL de la heroína. Eso significa miles de millones de dólares en entradas. El 80% de su distribución pasa por Tajikistan hacia Siberia y la Federación Rusa. Tienen además contactos con muchos traficantes y terroristas alrededor del mundo. Hugo Acha nos recuerda que los talibanes han aprendido que sus atrocidades fueron causa de un repudio internacional y que ahora están poniendo otra cara al público, indicando que no es que se hayan civilizado, sino que se han vuelto más sofisticados. 

Irán, que subvenciona a Hizbollah y Hamas, ha felicitado a los talibanes y está haciendo caso omiso a las sanciones impuestas por Trump proporcionando gasolina a este grupo y acelerando sus programas nucleares. Pregunto yo. ¿Qué podría pasar si Irán concediera un dispositivo nuclear a los talibanes? ¿Donde iría a para y reventar?  ¿Cómo reaccionarán los israelitas ignorados por Biden? 

Mientras que el Nation Building no es la receta para Afganistán, sigo creyendo que unas fuerzas estratégicas deben ser mantenidas en ciertos lugares para evitar que los enemigos de Occidente los controlen

Luis.

Están estos días los alarmistas del clima acojonante dando una brasa tremenda con que estamos barriendo todos los records. Pero mienten y además, hacen trampas.

Mienten por que sin molestarse en comprobar registros ni diarios aseguran mil veces que nunca se habían alcanzado los 47 grados en España, y a nada que uno busca se encuentra con cosas como ésta;

Pero es que además de mentir hacen trampas, porque tunean las estaciones de registro de temperaturas para que den valores mas altos. ¿Y cómo?…muy sencillo, las dejan pudrirse en el abandono , desapareciendo la pintura blanca que debe mantener su interior libre del calentamiento producido por los rayos solares, cuando no se les han caido ya partes de su estructura como una puerta, como en el ejemplo de estación abandonada que ha dado ese récord que tanto repiten en las Tvs, o aún mas rápido, dejan que crezca la maleza y queden ahogadas sin viento, recalentándose aun mas. La cosa llega hasta un nivel que se mofan de ello hasta en el extranjero. Por supuesto de esto no se hará eco ningún telediario.

Esta es la estación meteorológica, que tiene el récord de temperatura más alta de España, está ubicada en el término municipal de Montoro… ¡quizás un poco de mantenimiento no vendría mal!

De lo que habla Paco es de la pantalla Stevenson. La caja con listones para permitir el paso del aire. Ahí es donde se encuentra el termómetro. Se supone que es blanco, para minimizar el efecto de calentamiento solar. Pero como puede ver, no es blanco en absoluto, es marrón por falta de pintura, que parece haberse desgastado:

También parece que puede faltar la puerta frontal de la pantalla. La vegetación está demasiado alta cerca de él, bloqueando el viento, y hay una gran estructura de hormigón cerca.

Es decir, que si esa estación de medida estuviese con la vegetación cortada en su zona correspondiente, con su puerta que impide la entrada del sol, bien pintada y mejor aun sin mamotretos de hormigón tan cerca que pueden irradiarle el calor que almacenan, la medida fuese algunos grados menor.

Pero eso ¿a quién le interesa? Al alarmismo no, evidentemente. Le chafa el negocio.

Editado-

Nos informa Alejandro que la estación de este artículo fue renovada y puesta al día justo antes de tomarse la medición de marras, por lo que SI puede tomarse como registro oficial y fiable de nuevo récord de temperatura ya que otros registros anteriores mas altos, no contaban con las especificaciones necesarias para ello. Ello podría abrir otro debate sobre la necesidad siempre de contrastar las noticias, algo que a veces resulta muy difícil.

Lo que no hay que cambiar evidentemente es el título de este artículo, “Miente, que algo queda”

Gracias Alejandro.