mayo 2008


tumbando sin moto

Observo la costumbre de muchos, quemaos les llaman, 🙂 a jugar a desplazar el cuerpo a los lados en las curvas.

Es algo que redunda en una menor tumbada de la moto, unos pocos grados, y que permite por tanto un poco mas de velocidad en el paso por curva. Algo necesario en los circuitos, donde se va al límite, pero accesorio en carretera donde nunca apuramos a ese límite realmente, por elemental medida de seguridad, a no ser que seas un cretino.

Quiero decir que en una curva de ir a 80 normalmente, al pasar a 100 no hace falta colgarse de la moto a un lado en plan Pedrosa, ya que tampoco vas a 120 0 130, que si podrían ser velocidades límites.

Esto viene a cuento de que a mi me gusta tumbar, las curvas son mi gozo, y disfruto más tumbando un poco mas la moto que descolgándome  y arrimándome al suelo.

Anuncios

Y para abrir boca, aquí va un de mis paseos en moto preferidos.

Por las playas a Lequeitio

Brum brum y el principito