Menudo artista del kalimotxo molotof, la mirada del colega lo dice todo.

Ayer en Siria se vio un atisbo del cacao que se puede montar allí como desaparezca el régimen sin otro de recambio. Sigue calentándose el panorama árabe, de Gadafi y la guerra Libia parece que ya nos hemos olvidado, aunque ya sabemos que debe ser un 10% según la ONU los que se ahogan de entre los que huyen de allí por mar, entre escándalos de barcos europeos que pasan de ellos. La situación se estanca, entre bombardeos que ya no tienen nada que ver con la protección del espacio aéreo que se ponía como excusa.

Y en España al final van cuajando algunas protestas en la calle, entre intentos de los chicos del puño en alto por encabezarlos. Esta madrugada la policía ha desalojado el intento de emular a los de las plazas árabes. Como dicen ellos, en este país se puede ocupar la calle para comprar entradas de Lady Gaga o de un partido, pero no para protestar, les falta algún permiso y un par de sellos. Mientras, la discusión es sobre si son galgos o podencos, estas manifas de descontento, que van alternando las de cal con las de arena, pidiendo democracia real mientras ignoran lo que es la separación de poderes, ni se han enterado de que el tribunal especial tan digno de regímenes dictatoriales llamado constitucional, político al 100%, se está ciscando en nuestro sistema judicial, poniéndolo al servicio del poder. Y de forma nada solapada, abundan las explicaciones en los telediarios de la composición de ese tribunal, de cómo están nombrados TODOS sus integrantes por los dos partidos políticos que se alternan en gobernar este país, como si fuese la cosa mejor y mas natural del mundo. Sin embargo en las reivindicaciones, pese a ser la primera la denuncia del bipartidismo imperante, ninguna referente a este tema que expresa mejor que ningún otro ese bipartidismo y sus males.

Decepcionante. Se pide democracia real y no se sabe ni en que consiste. Haz la prueba de preguntar a uno de veintitantos ** que es la separación de poderes. Lo mas probable es que no sepa de que le hablas. Y me temo que con quedarse en denuncias genéricas del malvado capitalismo y carteles en contra de Botín desde luego poco se puede conseguir, excepto perpetuar el sistema o lo que es peor, empeorarlo. Esto cada vez se parece mas a la granja Orweliana.

** si se lo preguntas a gente de mas edad, lamentablemente lo mas fácil es que tampoco sepa muy bien de que hablas

Anuncios