Hoy Plaza hace un análisis de como ve esto del estado del malestar. Yo poco le puedo añadir, estoy de acuerdo con ello, y parece cada vez mas que la evolución es al pensamiento kidergarden que le llama el. Nosotros los buenos y unos malvados que son los responsables de que el mundo sea como es. Tan solo añadir que si el esquema es ya cásico, al menos quizás antes, y pienso por ejemplo en la revolución hipie, al menos había mas percepción de que el cambio era también y/o primero en uno mismo, en principio mas renuncia al mercado y mas irse al campo a plantar tus lechugas, ahora lo que se quiere es consumir a gusto, el pisito y al parecer subvencionao por alguien(no se por quien si no va a haber “malos”). En fin, un lío bastante poco consecuente.

Y sigo esperando a que entre las miles de propuestas de los indignados salga alguna referente al problema básico de como mejorar nuestra economía, que para acabar de reventarla hay a porrillo.

Anuncios