Sin embargo y dado que la red parece muerta, de tan poca actividad en mi time line, algo habrá que hacer. Por ejemplo anotar hasta que punto puede llegar la gente en sus posturas inamovibles para justificar lo injustificable. El provo Sanchez Dragó ha hecho unas declaraciones en las que se cisca en el 15M y les llama tontos útiles, como los camisas rojas (las de Stalin), negras (las de Mussolini) pardas (las de Hitler), gris maón (las de Mao) y azul eléctrico (las de Franco).  Y claro, el justar en el mismo saco las dictaduras de rojos y azules levanta ampollas.

Público que a adoptado oficialmente al 15M bajo su mando y le ha puesto de símbolo el impepinable puño rojo, lo reseña y le pone a parir a Dragó para descalificarlo a él  y de rebota a sus argumentos, (franquista y pederasta nada mas y nada menos). Pero es que luego ves–> los !500 comentarios! y resulta ¡¡¡que todos dicen lo mismo!!!… se limitan a repetir como una legión de zoombies  “pederasta, franquista, insultos varios” los 500. En mi vida había visto algo semejante. Ni uno entra en el argumento ,  saben que NO es pederasta (lo ha aclarado hasta el hartazgo) y sin embargo lo repiten hipnotizados. ¿Cómo se puede ser tan sectario y ciego?… ¡nadie rebate que sean tontos útiles siquiera! … como lo dice una escoria (el autor de Gárgoris y Habidis nada mas y nada menos, la ignorancia es infinita) ni plantearse a ver que dice. Bloqueo mental 100%.  No hay signos de vida inteligente.

¿Cuando se jodió la izquierda?

Anuncios