El arrogante es el que debiera ser el nombre de este impresionante pesquero del cantábrico que aunque parece de juguete

Imagen

no lo es, aunque al lado de simples chipironeras parezca un chinchorro para acercarse a botes con más “fuste”

Imagen

Sin embargo, sus recios refuerzos de guinea en proa, sus modernos sistemas solares de auto aquique o esos aparejos que parecen atreverse incluso con Moby Dick hacen suponer que su suponemos recio marinero disfruta con él. Chiquito pero matón

Imagen