A partir del minuto 5.30 podemos contemplar el salvajismo mas extremo.
Hace tiempo que en estas situaciones hay mas policías heridos que manifestantes, y cada vez mas se dan órdenes de no intervenir “para no crispar mas los ánimos”.
En Bilbao hace dos semanas, en el foro económico, y con el síndrome cabacas todavía fresco en la ertzaina, los vándalos (a esos niños de papá me niego a calificarlos de antisistema) reventaron la Gran Via y aledaños, ante la pasividad policial. Ni un detenido.

En la marcha de la dignidad en Madrid, en el vídeo, los vándalos fueron mas allá, a la caza del policía. Cayeron unos cuantos. Pronto tendremos algún muerto, bien policía (simbólica justicia para alguno) o manifestante (mártir).

Cuando la policía se extralimita y hace lo que no tiene que hacer, como todo el mundo lo condeno y exijo responsabilidades.
Cuando los “manifestantes” se extralimitan y se comportan como bestias, también. No estarían mal detenidos y condenados por intento de homicidio, que es como hay que llamar a apedrear con adoquines a alguien.
Que menos que un par de años de trabajo social para la comunidad, asfaltando calles por ejemplo, nada de mariconadas. Mas que nada para que no salga gratis y se lo piensen antes de seguir por ese camino.

Anuncios