Trump


Ayer leía a Nicolás Redondo Terreros a cuenta de que le quieren purgar del Psoe (ahora PS, Partido Sanchista a secas) y entre otras cosas ponía como ejemplo al criticar a Sánchez, de presidente mentiroso, a Donald Trump.

El caso es que yo no le recuerdo precisamente a Trump como mentiroso pero es cierto que la izquierda sobre todo lo califica como Nicolás, como el summum de la mentira, así que me dije -veamos que mentiras ha dicho- y me fui a Google a buscar. De los primeros resultados, el cuarto, era del Huffington Post, diario de izquierda, que aseguraba que Trump mentía todos los días una docena de veces de media, incluso le hicieron una lista con mas de 20.000 mentiras (que me malicio eran las mismas muchas veces repetidas, pero bueno) y sacaban una lista abreviada de las cinco mas destacadas. Y la primera era, agárrense los machos, que Trump mentía cada vez que presumía de tener una economía estupenda. Exactamente de “La economía estadounidense está más fuerte que nunca”

El argumento es que tanto Ronal Reagan como Bill Clinton tenían mejores registros, y lo expresaba así;

El Financial Times recogió en un estudio el pasado año que si durante la etapa más próspera de Bill Clinton la economía creció un 43%, y en los ochenta con Ronald Reagan el porcentaje se situó en el 38% por un breve lapso de tiempo, con Donald Trump al frente éste se ubicó en el 25%. Un crecimiento anual del 2,3%. El más bajo de la era moderna.

Francamente, me parece de chiste. Fuera aparte de que Trump ha tenido el Covid durante su mandato, con lo que eso supone, o de que si durante cuatro años ha tenido un incremento del 25% ¿Cómo puede traducirse eso en un incremento del 2.3% al año?, o de que Bill Clinton tuvo otras épocas mucho peores, o que Regan fue un breve lapso de tiempo, lo que desde luego no se puede poner en duda, y no lo hacen, es que con Trump la economía ha subido mucho y es lógico, ya que a ello ha dedicado sus esfuerzos. Y bueno, como el tema de este artículo es Sánchez y no Trump, voy a dejar aparcado este tema aquí, pero como suponía lo de las 20.000 mentiras de Trump es otro de esos bulos gigantescos que le encantan a la izquierda.

Porque 20.000 mentiras es que ni Sánchez puede llegar a ellas. Pero a muchísimas y trascendentes, desde luego. Es un mentiroso patológico que en realidad es incapaz de decir la verdad, parece que le quema. Como por ejemplo con lo de los indultos a los presos golpistas catalanes; Lo que decía hace poco mas de un año, justo antes de las elecciones, y lo que dice ahora. Y esto si que son mentiras redondas y lirondas, no exageraciones como “las mentiras” que le endilgan a Trump;

Y vean un extracto de las que ha sacado este mentiroso compulsivo en el poco tiempo que lleva en candelero:

Claro que todo esto a sus militantes les da igual.

Como la lista de las 122 errores garrafales de su tesis doctoral, la que tiene al menos un 20% de plagio, que ha encontrado un ingeniero al examinar PARTE de ella. Porque si de algo puede presumir la izquierda, (sin ser exclusivo de ella, por supuesto, pero si muy representativo) es de la “mentalidad militante” que hace que incluso aquellos con mayores aptitudes interpreten correctamente los datos… siempre que encajen en sus prejuicios ideológicos.

¿Qué ocurre cuando no es así? Pues que los más inteligentes obtienen incluso peores resultados que los más torpes: sencillamente, son capaces de construir racionalizaciones más sofisticadas para sostener sus inalterables planteamientos previos. pero de esos planteamientos previos no los sacas ni aunque los ases a fuego lento, tanto menos con simples razonamientos y pruebas empíricas, por abundantes que estas sean. Como las mentiras de Sánchez. Sus votantes, bobos o listos, seguirán votándole, por mucho que les mienta. A ellos y a todos, claro.

Nada más sentarse en el escritorio el 21 de enero, el nuevo presidente Joe Biden comenzó a firmar un avalancha de órdenes ejecutivas para deshacer TODO lo que había hecho Trump. Biden se vendió en las elecciones como un moderado, pero los que hemos estado encima de las noticias y mirado detrás de las cortinas sabemos muy bien que Biden era y es incapaz de ejercer las labores de la persona más poderosa del mundo. Su campaña electoral desde el sótano de su casa nos da más que una mera pista de que Biden padecía de senilidad e incapacidad física. Y debido a estas condiciones, no hay que ir muy lejos para darnos cuenta que Biden ha sido manejado. Como concluí en un artículo anterior, Biden es una marioneta manejada por otros intereses ocultos. 

Y los elementos radicales han salido a relucir con programas como el New Green Deal (Nuevo Contrato Verde). La agresividad de l@s radicales del Congreso, dominado por los demócratas, han inducido a una serie de órdenes ejecutivas por parte de Biden. Y ni corto ni perezoso, Biden ha firmado casi 40 de ellas en los primeros 15 días. Ha eliminado muchas de las emitidas por Trump. La más sonada fue el paro de la construcción del oleoducto Keystone que transporta el abundante petroleo canadiense a las refinerías de Houston, Texas. Al retirar los permisos de este proyecto, se eliminaron unos 50.000 puestos de trabajo directos e indirectos muy bien remunerados. El impacto económico negativo ha sido de casi 2.000 millones. Y por si fuera poco, emitió a dos tiempos la eliminación de exploración y extracción de petróleo y gas natural mediante el proceso “fracking” en terrenos federales, los cuales en EEUU representan una tercera parte de su extensión. Todo esto ha contribuido a una reducción económica en dicha industria y como resultado final un aumento del precio de la gasolina de $0.58/lt a $0.75, o un 27%. En un par de semanas y 40 firmas. Para poner en perspectiva, la media de órdenes ejecutivas emitidas por Trump fueron 55 por año. A este documento le han bautizado con el nombre de Orden Ejecutiva para Afrontar la Crisis Climática en EEUU y el Extranjero. Da risa pensar que en realidad crean en lo que hacen, ya que sólo China y la India tienen el 40% de la población y no entrarán en la reducción de la emisión del CO2 hasta el 2030, si es que lo hacen entonces. De ser un país que exportaba hidrocarburos a volverse en un importador, ya que los automóviles y las plantas energéticas seguirán utilizando estos combustibles hasta que ocurra el cambio, si es que ocurre. Pero es definitivamente un intento de cambiar de forma radical algo que es sumamente difícil en el aspecto tecnológico, mucho más costoso en lo económico y sin duda, es una opción mucho peor hasta en lo ecológico. Este video de abajo lo explica. Se titula “Unobtenium” que es una forma de llamar a un material inasequible  

El video este producido por el jefe de ingeniería y ciencia aplicada del Instituto de Ciencia de Manufactura e Innovación de la Universidad Northwestern y miembro del Instituto de Manhattan. No es un periodista de El Pais. Y deja claro que la energía alternativa llamada verde, ni es posible a nivel global, ni es costo-efectiva y ni siquiera es verde como bien explica el video. Pero el presidente Biden ya ha iniciado la implementación de dicha industria e invertirá enormes cantidades de nuestros impuestos en un objetivo inalcanzable.  

En 60 días, hemos cambiado de tener la frontera con Méjico considerablemente controlada a una con una crisis, palabra que aunque describe perfectamente la situación, la administración de Biden ha hecho lo indecible para no usarla.(nota del editor, esto nos suena mucho a los que tuvimos que sufrir a Zapatero y su “No-crisis”)

Increíble la importancia que les dan a las palabras e imagen ante el pueblo. (la batalla del “relato”)Con Trump, los inmigrantes tenían claro que si lograban pasar, si eran localizados terminarían de vuelta en su país de origen. Hacia el final de la administración de Trump, intentaban pasar muchos menos y los que lo lograban, muchos eran devueltos. Y así logró reducir los números de ilegales cruzando a algo bastante manejable. Pero muchas de las camisetas que han vestido los que han llegado a la frontera decían: Biden, Please Let Us In (Biden déjanos entrar) Una clara indicación de que la elección de Biden ha tenido el efecto llamada. Los centro-americanos saben muy bien quienes favorecen y quienes no la inmigración masiva e ilegal. Y así ha sido. En esta ocasión los que están llegando por miles son niños o adolescentes. Lo que muchos no quieren saber, es que el sur de la frontera está controlada por los carteles de los Zetas y los Sinaloas. Luchan entre ellos por el control, pero ambos tienen un “negocio” de miles de millones entre tráfico de drogas y humanos. Cada inmigrante que intenta cruzar paga alrededor de $7-8.000 por cada individuo. Son todos los ahorros de muchas familias que terminan en sus manos. Por si fuera poco, cantidades considerables de niñ@s son violados o abusados sexualmente. La tragedia humana es incalculable. El número de niños que ha cruzado la frontera el mes pasado es 10.000, la más alta en 20 años. 

Respondiendo a esta crisis, el ministro del Interior ha declarado lo siguiente: Las fronteras no están abiertas”. ¡Increíble! Como si unas palabras fueran lo suficiente. Por el otro lado, el 13% de los procesados se devuelven al país de origen, y como es natural en 87% que ha cruzado van a llamar a sus familias y amigos que dejaron atrás. Se calcula que este año cruzarán unos 120.000 niños.   

En este artículo de abajo se ven fotos de los centros de detención, que han sido abrumados por la falta de preparación, aunque no sabemos si ha sido intencional. 

Pincha aquí

Esta ausencia total del control de la frontera, ni siquiera una planificación especificada, no nos deja otro remedio que pensar la existencia de un intencionado cambio demográfico de los votantes. Ha estado ocurriendo por años. Y ya están planificando la amnistía y el derecho al voto de casi 5 millones de ilegales (por ahora) Casi todos votarán por el partido demócrata. Por si fuera poco, por “el hueco” han entrado 75 diferentes nacionalidades, incluyendo islamistas del Hizbollah, que por cierto, también trafican con drogas. El 90% de la drogas que se venden en EEUU entran por esa frontera. Por sobredosis mueren unos 70.000 americanos cada año.  

El punto es, que la parte de la Organización de Soros Fronteras Abiertas está teniendo un éxito total con el beneplácito de su amiga Kamala Harris y la marioneta de Biden.

Esta crisis ha comenzado a erosionar la popularidad de Biden y el alcalde del pueblo fronterizo de Del Rio, un demócrata, ha declarado que Biden está desconectado de la realidad. Esta administración está aumentando las posibilidades de un Congreso controlado por los republicanos y retirando por fin a San Francisco a la líder del momento, Nancy Pelosi

******************************

En una nota aparte:

http://stateofthenation.co/?p=10705

En este artículo sale a relucir algo que Bill Gates sugirió en esta reunión de marzo del 2020, recién iniciada la pandemia. En ella se hace un simil de las reacciones sociales posibles, y Gates habla de la necesidad de unos “certificados digitales” para controlar a los que padecen del virus, los que han sobrevivido y los que se han vacunado. Ya entonces habló de la vacuna, lo cual pone una gran cantidad de incógnitas sobre qué, cuándo y cómo sabía del virus chino, su origen, su propagación, su contagiosidad y su letalidad. Parece que demasiado!  

Nos manda Luis desde Florida su informe sobre la ley que van a aprobar los demócratas, (los progres, para entendernos) con el fin de oficializar los amaños que les dieron la victoria electoral en las últimas erecciones. (que no elecciones).

Como sabemos un pilar fundamental fue el voto por correo, amañado hasta las cachas. La falta de autentificación de los votantes entre ello. Unido a votantes difuntos, listas de cosechadores harto fraudulentas, votos fuera de plazo, una interrupción de las votaciones nunca aclarada durante la cual cambió radicalmente el signo de la votación, etc etc. Pues bien, ahora se trata de oficializar esa forma de proceder que si algo garantiza es la desaparición de la democracia con el fraude institucionalizado. Pasen y lean algunos detalles del asunto;

Para apreciar la situación, tengo que indicar que un estudio minucioso indica que hay 353 condados con más votantes registrados que población. No renuevan las listas que cambian por defunciones o porque se han marchado a otros condados o estados.

A la ley HR-1 la llaman “Para el Pueblo”. Y todo ello para ”facilitar al votante y para que no haya “supresión” del voto. No hay nadie mejor que los demócratas en el uso de eufemismos Y abajo una lista de lo que ella abarca

1.- Los demócratas han incluido previsiones para dificultar el proceso de limpiar los registros.  ¿Por qué? Porque se pueden usar esos nombres en los votos por correo como legítimos.

2.- Los demócratas están intentando pasar esta ley en la que te puedes registrar ON LINE. Esto deja abierta la posibilidad de que haya hackeos por otros países o cualquier persona capaz y/o sobornada.

3.- En adelante, el registro ON LINE será automático para todo aquel que reciba un carnet de conducir. Bien sea un residente que no puede votar todavía. O uno que está con visa. O uno que es ilegal (perdón está prohibido usar esta palabra: es indocumentado). Pero en muchos estados y con esta nueva ley, podrían votar sin problemas

4.- Se puede registrar el mismo día de las votaciones sin necesidad de verificación del carnet de identidad, domicilio, etc.

5.- Hasta ahora, cada estado ha sido responsable de las reglas y leyes de las elecciones y no el gobernador, ni ningún otro oficial. Esta violación ocurrió el Pensilvania pero la Corte Suprema decidió, no en contra, sino ni siquiera recibir el caso. No quiso ver la evidencia. Esto significa una violación clara de la Constitución que asigna a cada estado las reglas de sus elecciones y la Corte Suprema renuncia a su responsabilidad.

6.- Los criminales que han violado, robado, cometido fraude, asesinatos, etc. ahora podrán votar. Son alrededor de 6 o 7 millones. Sospecho que la mayoría votaría por los demócratas. Tradicionalmente, los republicanos han sido más estrictos y severos con los criminales. Segundo, si no fuera así, los demócratas seguro que no lo sugerirían. 

7.- Piden un Voto por Correo totalmente abierto para el que lo pida sin tener que dar explicaciones de ausencia, incapacidad, etc. Con todos los registros que no han sido actualizados, hay amplio campo para posibles votos fraudulentos. Existen videos y testimonios de la votación del 2020 en la que se ven rellenando cientos de votos por correo.  

8.- El Voto por Correo no necesitará la firma de un testigo ni verificación y esto hace lo anterior muy posible. 

9.- El Voto por Correo se enviará a todo el mundo que está en los registros sin verificar su estado, ni existencia. Una vez más, estos votos pueden ser recogidos por cualquiera y rellenados a conveniencia. 

10. En la primera propuesta de ley se pidió que pudieran votar hasta los de 16………… porque saben muy bien por qué lado votan todos los jóvenes. En EEUU no está permitido beber una cerveza hasta los 21 pero no les importa dejar en manos de una juventud mal educada y objetivo de los demagogos el futuro del país.

11.- Se podrá votar 15 días antes de las elecciones y hasta 10 días después. Será conveniente saber cómo van las elecciones digo yo. Ocurrió en Pensilvania por autorización del gobernador (demócrata) yendo en contra de las leyes electorales escritas por el Congreso del estado.

12.- Se pueden recolectar (harvesting) los votos del vecindario y dejar a una persona como responsable de depositar todos los votos en los comicios. Muy al estilo de California donde los demócratas tienen monopolio político. ¿Será porque todo el mundo es de fiar?

A todo lo de arriba, tenemos que añadir los medios tradicionales (por fin Washington Post ha admitido haber mentido sobre una llamada de Trump, Esta noticia hizo daño en el estado de Georgia y pudo perder por ello. También afectar a las campañas de sus dos senadores) y los medios digitales que ayudarán con su propaganda y censuras. Para los del partido demócrata “el fin justifica los medios”; “por todos los medios necesarios”. Sin importar la legalidad o el fair play. Y ahora intentan dejar legalizada una corrupción favorable en las elecciones. El fin es el poder, no una democracia justa para todos. Por lo que la democracia en EEUU está dejando de existir y puede tener consecuencias graves.  

El programa ecológico diseñado por la congresista demócrata de NY, Ocasio Cortez, el Nuevo Acuerdo Verde (New Green Deal) está siendo implementado con la cesión de la construcción del oleoducto Kyestone. Y las órdenes ejecutivas de Biden también afectan a las numerosas perforaciones “fracking” que hay en Texas, Dakota Sur y varios otros estados. Estas medidas han dejado en el paro directo a unos 50.000 trabajadores en un momento crítico de la economía en frágil recuperación. A consecuencia, los precios de la gasolina han subido un 30% en el mes y medio de Biden. Se cree que subirá otro 30% en poco tiempo y los alimentos han encarecido un 10%. En adición, van a permitir que centenares de miles de ilegales en las fronteras entren y se establezcan cuando hay millones de americanos sin trabajo. Y hay varios congresistas trabajando en un proyecto de ley para dar paso a la ciudadanía a unos 5 millones de ilegales de los 11 que residen en EEUU.

EEUU va camino al Méjico del PRI: demócratas en el poder por 75 años.

Y como regalo por haber llegado hasta aquí, la imagen del día, el extrañísimo vídeo de Biden con medio cráneo missing y su mano flotando por micrófonos que son montajes de edición. Y si no a ver quien puede explicar esto;

Joe Oliver fue uno de los músicos de jazz más importante, vida nada fácil, era conocido como “King”, murió en la miseria, no se le puede hacer ni un homenaje, su tumba no existe, ni siquiera su familia pudo pagar una lápida.

Es generalmente aceptado entre los conocedores del jazz que Joe “King” Oliver’s Creole Jazz Band fue la mejor banda de jazz negra que jamás haya hecho apariciones públicas. Con relativamente pocos cambios en el personal, funcionó de manera brillante y muy exitosa en los Royal Gardens en Chicago durante aproximadamente 6 años entre 1918 y 1934. Todas sus grabaciones se realizaron en 1923.
Escuchamos aquí el “Riverside Blues” grabado el 26 de octubre de 1923 en el sello Okeh y esto, por supuesto, es un artículo de colección.
Junto a King Oliver en la corneta, también escuchamos la corneta Louis Armstrong, el clarinete Johnny Dodds, el trombón Honore Dutray, el piano Lil Hardin, el banjo Johnny St. Cyr y la batería Baby Dodds.

Y mientras disfrutan de esta excelente música, hoy toca charlar sobre otro Trump(et), Donaldo, y los aranceles que sus feroces opositores hispánicos, sobre todo los de derecha, le atribuyen como si el tío Donald fuese un malvado que odiase nuestro país y por ello disfrutó castigándonos con los aranceles a nuestras aceitunas, que a tantos les sentó como una patada en sus aceitunas altivas.

Y es el caso que esos aranceles no son si no una pequeñísima parte en una guerra comercial entre la UE y USA de la que es difícil decir hasta quien la empezó, pero da igual porque las dos partes la han mantenido saltándose leyes y convenios desde muchos años antes que Trump llegase a la Casa Blanca.

Vamos, que Trump se la encontró ya bien liada y con solera en su mandato y no hizo mas que defender los intereses de su país, que es lo que tenía que hacer obviamente y, por lo visto tan bien lo ha conseguido con el permiso de la OPC que nada mas salir él de la Casa Blanca y a pesar de que Biden dijo en principio que no había razón para eliminarlos, (los aranceles a las olivas y el aceite europeos) al cabo de un mes la UE se ha sentado para discutir sobre la manera de acabar de una puñetera vez esta guerra que perjudica a todos. Y así, alborozados y felices, los antiTrump que le echaban la culpa de esa guerra ahora celebran alborozados que Biden los levante para forzar a la UE a sentarse a hablar de como acaban esta guerra de desgaste, ignorando adrede el hecho de que si Trump no los hubiese puesto para apretar las tuercas a la UE, ahora Biden no podría eliminarlos (como por otra parte está haciendo con todo lo que hizo Trump) para poder sentarse con la UE a negociar y el conflicto seguiría enquistado, y que de hecho lo que lo ha propiciado es que la Comisión Europea, respaldada por Airbus, firmó que dejaría de imponer aranceles (iban a poner otros varios miles de millones de euros mas a productos americanos) si Washington retiraba los existentes.

La cronología de esta larga y épica guerra de 16 años de duración la tienen aquí.

Y a mi lo que me maravilla de todo esto es la animadversión que gran parte de la derecha española tiene a un señor que combate y muy eficazmente contra los mismos siniestros políticos y sus ideologías que en teoría combaten ellos. Y digo en teoría porque a la postre si bien está muy claro contra que y quienes combate Trump no lo está en absoluto contra que están en contra estas dicen que derechas pero que no saben ni por donde les da el aire y son capaces de igualar a todo un Dr Fraude con el tío Donald.

Así, con dos aceitunas.


Me llega el aviso de una nueva entrada/prólogo de otra aun por llegar, del blog Seminario de ideas políticas lopolítico, de Vicente Miró. En él tienen esta entrada al completo, yo aquí he puesto lo que creo es mas interesante pero he omitido las prolijas explicaciones sobre el origen del término “tribunal canguro”, Kangaroo court”

En el nos explica el porqué del nuevo acrónimo de los RINO (Republicans In Name Only, republicanos solo de nombre) que es DIABLA, (Democrat In All But Label o “demócrata en todo menos en la etiqueta”);

Como  RINO se queda corta en la repulsa que al pueblo le merece el vergonzante comportamiento de entreguismo de estos políticos falsos –con el que los españoles estamos muy familiarizados gracias a que el PP nos ilustra diariamente con un comportamiento similar–, se ha tenido que crear un nueva denominación para distinguir el más alto grado de felonía de la mera cobardía. Y así ha surgido el acrónimo DIABLA.

 DIABLA, pues, sería McConnell el jefe de la minoría republicana en el senado que lideró “el silencio de los corderos” republicanos previos al día 6 de enero. DIABLA sería también Romney, el mormón cegado por el odio desde que Trump le entrevistó y desechó como Secretario de Estado y así unos cuantos más…

Ah, pero la gran DIABLA en estos momentos, la DIABLA de moda modelo de DIABLAs es la señora Liz Cheney, hija del que fue Vicepresidente con Bush hijo Dick Cheney. El título lo tiene más que merecido al haber capitaneado la lista con otros nueve diablos2 en la votación en the House –la Cámara de Representantes– para que se admitiera el impeachment contra Trump.

Aunque claro, desde hace unos días más diablos aún, actuando otra vez en comandita y en número de siete, el número de la plenitud que en este caso es plenitud del mal como los siete espíritus inmundos que Cristo sacó del cuerpo de la Magdalena3, se disputan con la Cheney el dudoso honor de ostentar el título de gran DIABLA tras haber votado por la condena de Trump en este segundo impeachement.

Segundo impeachment que, como ya sucediera también en el primero, incluso la prensa de más rancio pedigrí mundialista como el WSJ en artículos como este que se puede hallar aquí, se ve obligada a denunciar su carácter de “caso canguro” (kangaroo case) y a tachar al Senado de “tribunal canguro” (kangaroo court).

Esto de aplicar a la justicia el apelativo canguro tiene su gracia, creo yo, pues supone un ejemplo muy ilustrativo de la extraordinaria expresividad del inglés. Se usa para referirse a la carencia de garantías en un proceso judicial donde no se sigue una trayectoria rectilínea sino que se dan saltos aquí y allá –como un canguro– para escoger las pruebas y argumentos que convengan a un fin preconcebido de antemano.

La poderosa imagen que evoca es muy típica de la manera en la que la lengua inglesa, sin duda alguna el mayor activo de la cultura anglosajona4, compacta los conceptos de tal forma que rebasa la función meramente denotativa para añadir siempre algún rico matiz explicativo.

Es decir, en su forma de componer nuevas expresiones, el inglés no se limita a cumplir una función simple de nombrar o designar sino que nos aclara algo de aquello que designa, empaquetándolo de una manera que es a la vez pregnante y elegante, esto es, de modo que no se olvida y agrada repetir: kangaroo court, kangaroo court.

Kangaroo court, desde luego: imagen redonda de cómo se llevó a cabo la malversación de la justicia el 6 de enero pasado cuando en el Senado de EEUU, que ese día actuaba de tribunal, se fueron escogiendo aquí y allá las normas y procedimientos a aplicar para que cuadrara un resultado –nunca mejor dicho–, perfectamente prejuzgado.

Kangaroo court también, cómo no, cuando hace unos días la Cámara de Representantes y el Senado de EEUU, la primera actuando de tribunal instructor y la segunda de tribunal sentenciador, tuvieron el cuajo de admitir a trámite un proceso –el impeachment– cuyo objeto es la destitución del cargo a un servidor público –Trump– que ya había sido destituido de ese mismo cargo.

¿Alguien da más? Y luego dicen que si la justicia española…

….

tal vez la expresión emane de la propia naturaleza del derecho inglés; del modo de abordar la justicia en estos países que, en efecto, es absolutamente distinta a como la abordamos aquí y en el resto de Occidente.

Si esto es así, estamos de muy grande enhorabuena porque entonces habríamos dado con una metáfora de incalculable valor para explicar a mucha gente de una manera relativamente sencilla en qué consisten dichas diferencias, cuál es la índole profunda del derecho anglosajón, cosa que en estos momentos es de un gran valor político ya que en realidad poquísima gente entiende –incluso en EEUU– porqué no se atendieron las demandas de unas irregularidades tan flagrantes.

Bueno, pues eso es. Exactamente eso es lo que yo voy a intentar hacer en mi próxima entrada.”

Hoy traemos el notición de Time, (periódico descaradamente pro Biden, el equivalente al País) que como era de prever (y hubo quienes lo previeron) la entente de conspiradores que dieron el golpe para “salvar la democracia” de sí misma no pudieran aguantar mas tiempo para presumir de ello, ¡qué menos!, y nos lo cuentan una vez estabilizada la situación, (y mira que han tardado bien poco).

Resulta muy instructivo ver cómo quienes hasta hoy han negado con un tesón digno de mejor causa que esas elecciones estuvieron amañadas pese al torrente de pruebas palmarias y evidentes, pasen ahora por encima de puntillas sin hacer el más mínimo comentario. Y mira que se dice que el que calla otorga, pero me juego el cuello a que en esta ocasión no es así y todo lo que cuenta el Time solo sirve para que digan, solo si se les pregunta, por si las moscas, “lo que yo decía, no fue un amañar las elecciones, fue un salvar la democracia, que hacía mucha falta”. Y tan pichis oyes, como si llueve. Lo de siempre, ¿con estas derechas que odian a Trump, a Vox y a cualquiera que de la batalla de las ideas, para qué queremos izquierdas?

Y si se les vuelve el burro a la noria con lo de que los jueces se hicieron un Pilatos y no admitieron ni las pruebas del fraude ni se reconocieron los indicados para meterse en ese fregao, que no iba con ellos, pues aquí paz y después gloria, todo fue una ensoñación, que diría nuestro juez favorito. ¿Para qué hacerse mala sangre?

Luego, cuando pasan en España cosas parecidas, nos rasgamos las vestiduras. Ensoñadamente también, supongo.

En fin, el artículo es largo y hay otras partes en que cuentan emocionados los chanchullos que se organizaron y también claro está, mucha justificación de que lo hicieron porque era lo que había que hacer. El fin justifica los medios nos explican si es para una buena causa y, ¿que mejor causa que arrebatar el Gobierno a los deplorables?

Tan solo unos párrafos iniciales del relato del Time que dejan perfectamente claro de que va la cosa;

Las empresas estadounidenses se volvieron contra él. Cientos de importantes líderes empresariales, muchos de los cuales habían respaldado la candidatura de Trump y apoyado sus políticas, le pidieron que cediera. Para el presidente, algo andaba mal. “Todo fue muy, muy extraño”, dijo Trump el 2 de diciembre. “A los pocos días de las elecciones, fuimos testigos de un esfuerzo orquestado para ungir al ganador, incluso cuando todavía se estaban contando muchos estados clave”.En cierto modo, Trump tenía razón.Se estaba desarrollando una conspiración entre bastidores, que redujo las protestas y coordinó la resistencia de los directores ejecutivos. Ambas sorpresas fueron el resultado de una alianza informal entre activistas de izquierda y titanes empresariales.(Big Tech y otros n.b.) El pacto se formalizó en una declaración conjunta concisa y poco notoria de la Cámara de Comercio de Estados Unidos y la AFL-CIO publicada el día de las elecciones. Ambas partes llegaron a verlo como una especie de negociación implícita, inspirada por las masivas, a veces destructivas protestas por la justicia racial del verano, en la que las fuerzas laborales (sindicatos de izquierda, Podemos n.b.)se unieron con las fuerzas del capital (plutócratas mundiales n.b.) para mantener la paz y oponerse al asalto de Trump a la democracia. (lo de votar limpiamente es un asalto, lo del fraude con los votos es salvar la democracia n.b.)

El apretón de manos entre las empresas y los trabajadores fue sólo un componente de una vasta campaña partidista para proteger las elecciones, un extraordinario esfuerzo en la sombra dedicado no a ganar el voto sino a garantizar que fuera libre y justo, creíble y no corrupto…(es todo tan poético… n.b.)
…Su trabajo tocó todos los aspectos de la elección. Consiguieron que los estados cambiaran los sistemas de votación y las leyes y ayudaron a asegurar cientos de millones en fondos públicos y privados. Se defendieron de las demandas por supresión de votantes, reclutaron ejércitos de trabajadores electorales y consiguieron que millones de personas votaran por correo por primera vez. Presionaron con éxito a las empresas de redes sociales para que adoptaran una línea más dura contra la desinformación y utilizaron estrategias basadas en datos para combatir las difamaciones virales…

Mientras informaba sobre este artículo en noviembre y diciembre, escuché diferentes afirmaciones sobre quién debería recibir el crédito por frustrar el complot de Trump. Los liberales argumentaron que el papel del poder popular de abajo hacia arriba no debe pasarse por alto, en particular las contribuciones de las personas de color y los activistas de base locales. Otros enfatizaron el heroísmo de funcionarios republicanos como Van Langevelde y el secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger, quienes se enfrentaron a Trump a un costo considerable. La verdad es que probablemente ninguno de los dos hubiera tenido éxito sin el otro.

No hay mas preguntas señoría, salvo que creo que debiera haber escrito: “afirmaciones sobre quién debería recibir el crédito por el complot para frustrar la victoria de Trump.” Claro que comprendemos que esto ya hubiera sido pedir demasiado. pero bueno, solo con el título del artículo ya queda todo bien claro:

La historia secreta de la campaña en la sombra que salvó las elecciones de 2020

El siguiente relato está copiado del hilo de tuiter de Daniel Ari. Puede que a alguien le haga recapacitar, aunque está claro que a quienes tienen las ideas preconcebidas jamás una realidad puede cambiarles una coma.

¿QUÉ FUE EXACTAMENTE EL “ASALTO” AL CAPITOLIO?

El 6 de enero, día en que las Cámaras debían certificar los votos del Colegio Electoral, Trump dio un mitin en The Elipse, a unos kilómetros del Capitolio, ante cientos de miles de seguidores venidos desde todo el país.

Las palabras con las que Trump animó a los presentes a protestar ante el Capitolio y que según todos los medios fueron una incitación a tomar el Capitolio fueron éstas:
“I know that everyone here will soon be marching over to the Capitol building to peacefully and patriotically make your voices heard.”
“Sé que todos los presentes iréis a continuación al edificio del Capitolio para hacer oír vuestras voces de forma pacífica y patriótica”.
Entre el parque The Ellipse y el Capitolio hay más o menos media hora (a pie).


Lo que viene a continuación es confuso a primera vista, porque hay varias historias ocurriendo al mismo tiempo. Sabremos todo con mayor detalle cuando se reconstruya todo el metraje (el de las cámaras del Capitolio y el de los móviles). Pero por ahora sabemos que Efectivamente, miles de seguidores de Trump bajaron andando al Capitolio. La actitud era la de un día de fiesta.


Sin embargo, al llegar al perímetro del Capitolio, se encontraron con esto. La policía del Capitolio, bajo las órdenes de Pelosi y de la alcaldesa demócrata de Washington, les invitaron a franquear las vallas.
OJO, estamos hablando de uno de los 5 edificios más seguros del planeta:

Y, por si fuera poco, la policía de dentro les abrió las puertas:


Fijaos con qué agresividad asaltaron el Capitolio. Parece una visita guiada en un museo. He visto más agresividad en un supermercado a punto de cerrar.

Ahora bien… antes de que esa policía recibiese orden de abrirles las puertas, se dieron escenas como ésta. Dos Antifas intentan entrar a la fuerza y los seguidores de Trump los abuchean. Fijaos qué agresivos. Dos Antifas rodeados de fachas y no temen por su vida. Incluso uno de ellos intenta convencerles pacíficamente de que depongan su actitud:


Otra visita guiada, por otra de las puertas. Los “fachas” no salen de su asombro mientras el de seguridad monta el paripé y hasta le da tiempo para recoger su varita mágica:

Mientras sucedía todo esto, por si las cosas no se salían de madre como esperaban los que montaron esto, por otras puertas colaban a Antifas disfrazados de seguidores de Trump. Los traía la mismísima policía de la alcaldesa progre de Washington:


Entre ellos, John Earle Sullivan, un extremista de BLM de Utah. Había sido arrestado en julio de 2020 por unos disturbios de BLM y ANTIFA en Provo en los que un seguidor de Trump murió de un disparo.

Más sobre Sullivan.



Sullivan fue detenido la noche del 6 de enero, pero ya está en la calle otra vez. Listo para volver a servir a los Demócratas cuando y donde haga falta.

La mayoría de seguidores de Trump marchó alegre al Congreso a celebrar lo que creían que iba a ser una fiesta. Como mucho, los más chulos se apostaron en las escalinatas. En el exterior. Os va a costar encontrar esas fotos porque Google las censura.
Pero estuvieron horas afuera. Cantando y celebrando. Los vi yo a través de OANN. Las únicas que vais a encontrar son las fotos tomadas desde ángulos que permitan construir el relato: “en las escalinatas a punto de asaltar el Congreso”.
Y los que veis en las primeras imágenes, los que circulan por el Congreso como si se tratara de una visita guiada en un museo, fueron unos pardillos. Los invitaron a pasar, y pasaron.
No sabían que estaban contribuyendo a crear el relato que sirvió de coartada a los republicanos maripipis (los Casado del partido Republicano) para dejarse manipular por los Demócratas. Ya sabéis: “Esto ha ido muy lejos. Trump ha alentado a asaltar el Congreso.”
No sabían que estaban contribuyendo a crear el relato que sirvió de coartada a los republicanos maripipis (los Casado del partido Republicano) para dejarse manipular por los Demócratas. Ya sabéis: “Esto ha ido muy lejos. Trump ha alentado a asaltar el Congreso.”
Al parecer, durante todo este esperpento, mataron a 4 personas. Entre ellos un policía. Digo al parecer, porque la información es muy confusa. Sabremos más en breve. Y si esto es verdad, es muy posible que los cadáveres contribuyeran a alimentar el relato.
En cualquier caso, la historia tiene un final feliz. Y lo conoceréis en breve.
Éste es maravilloso. La periodista pregunta al policía qué va a pasar. El policía le responde. “No, usted no puede entrar. Nadie puede entrar.”


A posteriori no cabe duda de que Trump se equivocó de medio a medio, mas que por convocar a sus seguidores a protestar ante el Congreso, algo ya de por si condenable sin paliativos, pero sobre todo por estúpido arrogante al ponerles a huevo a sus oponentes manejar la situación de tal manera que el y sus seguidores, que protestaban con razón ante los diversos hechos que constituyeron un claro fraude electoral, quedasen como el culo. A la vista de las imágenes que todos pudimos ver ese día en todo el mundo quedaba claro que aquello era cualquier cosa menos un golpe de estado, la gente en plan festivo muy mayormente, paseando ordenadamente cuando les abrieron las puertas del Congreso por los pasillos a tal fin para las visitas guiadas y saliendo igual de ordenados cuando los echaron, sin un porrazo, sin ningún tipo de violencia en general, pese al asesinato parece de una mujer desarmada por un policía al que se loe fue la olla o el dedo, está por aclarar. otros tres muertos están también por aclarar como fueron, dicen que por infartos, y un policía que tampoco está nada claro, regresó a su base y allí murió, tras haber forcejeado con los asaltantes, dicen. Todo muy turbio.

Muchos selfies, la oficina de Pelosi con la tarjeta de visita dejada por el que entró allí de picnic y poco mas pese a la presencia de infiltrados de BLM y antifa haciendo de las suyas. Pero los medios y las redes sociales en su contra se encargaron de manipular y deformar los hechos hasta que parecieran salvajes queriendo quemar el Capitolio poco menos. Con eso y con la predisposición que en todo el mundo se tiene contra Tump, primorosamente cultivada por los medios de masas dominados por los demócratas, no ha hecho falta mucho mas para que las condenas sean muy mayoritarias en su contra, como de hecho ya lo eran antes. En España por ejemplo, tan solo Vox se abstiene de llamarle golpista, no en cambio PP y C´s que se suman encantados a Podemos y las izquierdas mas rancias en acusar a Trump y sus seguidores como golpistas.

Y con estos bueyes hemos de arar. Mientras, ya comienza la violencia, pero la de verdad, la de antifa y BLM, contra seguidores de Trump. Ya antes de las elecciones asesinaron a once y hay que mantener las tradiciones. A ellos se les perdona todo, matar “fachas” es un deporte para la izquierda. Imaginen si Ashli Babbit, la mujer blanca asesinada de un tiro en el Congreso hubiera sido negra y muerta en una algarada de BLM. Arde USA durante tres meses. Aquí una blanca republicana ha sido asesinada fríamente de la forma mas injustificada posible y como si llueve. Se observa sin ningún genero de duda en el video, Desde el otro lado de unas puertas cerradas y con barricadas, rodeada de policías al otro lado, le pegan un tiro en el cuello porque … vaya usted a saber por que. No hay el menor motivo.

Como bien se sabe, Biden tiene un largo historial político. Entró en el mundo de la política en el 1973, hace ya 48 años. La realidad es que no  inspiró ninguna ley digna de mención, excepto negativa. Para su propia admisión, fue apadrinado por el poderoso senador de Virginia, Robert Byrd quien de joven fue miembro del KKK. Por lo que no es de extrañar, que en el 1977 luchara en contra de la ley anti-segregacionista que permitiría la integración en los autobuses escolares. Sus palabras textuales para justificarse fueron: “Permitiendo a los negros integrarse crearía una jungla racial”.

Luego fue eliminado de las primarias en la campaña electoral para la presidencia del 1987, mayormente por sus obvias mentiras y su devoción al plagio. Aún los medios de entonces (siempre han simpatizado con los demócratas, aunque no tanto como ahora) se burlaban de sus discursos que cotorreaban las palabras de Robert Kennedy, Hubert Humphrey o el Primer Ministro inglés. Video de sus plagios.  

En los años 1983 y 1993 apoyó leyes que gravaban impuestos a los beneficios del Seguro Social para los retirados. Los demócratas nunca han visto una ley de impuestos que no les haya gustado. Y tampoco es casualidad que para los políticos haya un plan de retiro especial , nada que ver con  el nuestro.

 En el 1994 también apoyó otra ley que ha sido usada hasta ahora por la policía (Parar y Registrar a los sospechosos). Siempre fue condenada por los negros ya que son el primordial objetivo de dicha práctica. (Tampoco es que no hubiera motivos) Y fueron resonantes sus palabras sobre Obama: “Un afro-americano elocuente y limpio”. (¿Limpio?) Pero los más destacados son la enorme cantidad de años en los que no hizo nada. Con la excepción de que con un salario de 174.000 dólares (hoy día) pudo lograr un patrimonio de 11 millones. Algo hizo y su hijo muchísimo más, al igual que sus hermanos, pero ese es otro tema. No le vamos a preguntar cómo, ya que para los demócratas es un asunto personal y punto.   

Por su historial, considerando el valor de su palabra y la enorme cantidad de giros que ha dado en sus principios (estaba muy en contra del aborto y ahora muy a favor) resulta difícil pronosticar la política de su presidencia. Aunque creo que no estaría fuera de lugar especular con que se base en los grupos de presión en su partido y los donantes a su campaña.  

Desde la barrera se les ve a la congresista Ocasio Cotez y sus coreadores fomentando el socialismo bajo el estandarte del Cambio Climático. Es difícil que se aplique de forma tan radical como lo ha diseñado en su documento The New Green Deal (el nuevo contrato verde) pero sí empujarán muchas medidas ecológicas salvajes. Trump deshizo mayormente las abusivas normas de la Agencia de Protección del Ambiente, pero seguro que volverán las normas incorporadas por Obama/Biden que dificultarán y encarecerán el proceso a muchas empresas. Quizás no eliminen totalmente el fracking que ha convertido a USA en la primera potencia mundial en hidrocarburos, pero seguro que los regularán otra vez y disminuya la producción, Por ende los empleos en esa industria y probablemente encarecerán la gasolina y la electricidad. Harán grandes inversiones en turbinas de aire y placas solares. A pesar de que Solindra, que fabricaba placas solares y recibió 500 millones de subvención del gobierno en el 2012 y fracasó rotundamente.

Con los nuevos inquilinos de la Casa Blanca se puede beneficiar enormemente el ex-candidato a la presidencia Tom Steyer (D). Un billonario que hizo el dinero con fondos de inversión y fundó hace pocos años la corporación NextGen Climate que se dedica a la instalación de turbinas de aire. Será interesante ver la forma en que implementarán el plan energético, ya que en California, donde tienen un 35% de su abastecimiento basado en la alternativa, tienen numerosos apagones en las horas punta de los días calurosos. Lo que está claro es que intentarán sustituir un plan energético eficiente y económico por otro ineficiente, del que no se puede depender y muy caro. Veo mucho dinero del pueblo yendo a parar en manos de amiguetes con empresas dedicadas a la religión del Cambio Climático y su mensaje apocalٌíptico.

EEUU como la hemos conocido está en una bifurcación muy peligrosa. Con la presidencia de Trump han salido a relucir y flexionar sus músculos poderes muy oscuros. Y la impunidad con que han actuado las instituciones del mismo gobierno quitan totalmente la confianza del ciudadano conservador. La CIA, el FBI, el Dept de Asuntos Exteriores y hasta el mismo Dept de Justicia fueron capaces de acosar al presidente con documentos falsos y filtraciones ilegales a los medios. Solo una persona como Trump es capaz de resistir tal ataque. Los Medios Tradicionales en manos de unos pocos, se hicieron eco de los falsos ataques. Los Globalistas invirtieron en las campañas electorales y han logrado crear una situación parecida a la Revolución de Colores financiando Black Lives Matter y Antifa. Por si fuera poco, los Medios Digitales censuraron a Trump y los conservadores y, ahora lo han cancelado totalmente. Forman un conjunto inmensamente poderoso.

Esperemos que la respuesta de Trump anunciando sus negociaciones con otras plataformas y la creación de otras mantenga el pueblo mejor informado, pero no hay la más mínima duda que estamos en el inicio de una dictadura corporativista que se  ha iniciado con la censura y su gran influencia en las elecciones. Un estudio realizado por el Dr Robert Epstein, quien por cierto votó por Hillary Clinton en el 2016, ha calculado que Google tiene la capacidad de persuadir a 15 millones de votantes. Su estudio fue realizado por 600 agentes suyos que analizaron 1.5 millones de resultados de la primera página en 150.000 búsquedas. Y más del 90% tuvieron un sesgo a favor de la posición izquierdista. No es una novedad para mí, ya que me ha ocurrido numerosas veces. Cada vez que quiero contrastar alguna noticia, la búsqueda me da inicialmente la versión de los numerosos medios progresistas. 

Entre la Agenda 2030, el Gran Reinicio (the Great Reset), el Foro Económico Mundial, el Nuevo Contrato Verde y la criminal diseminación del covid por el gobierno comunista de China están poniendo en grave situación la Cultura Occidental. 

En relación a los poderes mencionados, la presidencia de Biden se parece mucho a la que tiene Cuba con el liderazgo político de Venezuela. La palabra clave es marioneta.   

Luis, desde Florida.

Tras unos cuantos días de un largo, espeso y sospechoso silencio después de haber dado la tabarra de forma inmisericorde con que Trump había perdido las elecciones y el fósil Biden ganado, repitiendo como loros telediario tras telediario, tertulia tras tertulia que Biden era el presidente electo, (una zafia y grosera mentira dado que en modo alguno las autoridades electorales se habían pronunciado ya que las alegaciones judiciales inundaban los juzgados dejando la elección en el aire), hoy vuelven los medios de “información”a la carga tras declinar el Tribunal Supremo entrar tan siquiera en este asunto.

¡¡¡El 20 de Enero Biden será el nuevo presidente de Estados Unidos!!! es la consigna repetida a partir de hoy sin reconocer el error de haberlo dado por presidente al día siguiente de las elecciones mas fraudulentas que se recuerdan.

Y por cierto, coinciden por fin los medios con lo que pronosticamos tras las elecciones, hasta Enero no se iba a decidir la cosa. Con lo plastas que han estado con su presidente electo.

Bien, pues posiblemente se vuelvan a equivocar y, puede que tampoco esta vez tengan razón. Trump aun respira por mucho que lo den por muerto. Anímate Luis, 😉

En esencia la cosa va de que al presidente no lo eligen los votantes directamente con sus votos si no los electores, que son los 7.383 legisladores o miembros de las cámaras legislativas de los estados, que eligen al presidente. Y ahí Trump goza de amplia mayoría.

Dejemos a Vicente Miró explicarlo, que es mi garganta profunda y el que sabe como funciona la cosa. Ya les he hablado antes de él. Y es conveniente leer sus dos post sobre este tema para entender mejor la explicación que da a continuación, dirigida en principio a periodistas pero que nos vale también a nosotros.

El Presidente de EEUU no representa al pueblo, sino a los estados de la unión.

Cómo va a ganar Trump la carrera presidencial 2020.

Tengamos en cuenta estos tres puntos;

  • La constitución americana contempla la figura  del Presidente de EEUU como representante de los intereses de los estados de la unión frente a las instituciones federales.
  • Los que eligen al presidente son los “legisladores” (legislators) o miembros de las cámaras legislativas de los estados o legislatures. El voto popular es indicativo o consultivo para que estos legisladores tomen su decisión pero no es en modo alguno vinculante.
  • Para efectuar el voto, los legisladores no depositan papeleta en urna alguna sino que eligen a ciertos compromisarios de su voto llamados “electores” (electors) que son los depositarios “en su persona” de la elección de los legisladores. Este “en su persona” implica que su compromiso de voto puede enfriarse (lose faith) y entonces, se convierten en “faithless electors”,  con lo que pueden votar a otro candidato con muy poca o ninguna consecuencia para ellos5.

Entonces, si se admite lo anterior, podemos ya a centrarnos en buscar los datos que importan de verdad para le elección del Presidente de EEUU. Y esos datos no son otros más que los relativos a los propios Legisladores puesto que son los únicos responsables de la elección del presidente.

Por lo tanto,

todo todo lo que tiene que ver con cualesquiera otra cosa, como es la opinión de la prensa, de los jueces, e incluso del Tribunal Supremo es en sí irrelevante para la elección del Presidente de EEUU6

El que la prensa sea sólo un arma intimidatoria usada por los demócratas se ve inmediatamente pero es que, en realidad, los jueces y la justicia lo son también a su modo una baza republicana de persuasión que no puede obligar el voto de los Legisladores porque

si esas demandas se ganan –en cualquier nivel– sería como mucho para cambiar el sentido de las certificaciones administrativas del voto popular que sabemos tienen un valor puramente indicativo o consultivo7

Ni que decir tiene que una y otra –prensa y justicia– tienen un papel que jugar, y lo están haciendo, pero sólo en la persuasión / intimidación / maduración del sentido del voto de los Legisladores.

Concentrémonos entonces en saber más de esos Legisladores, cuántos son, a qué partido pertenecen  y a qué tipología humana se les puede adscribir para intentar comprenderlos mejor y comprender así cómo pueden actuar en esta ocasión frente a toda esta debacle.

  • Existen 7.383 escaños de Legislador en el conjunto de las cámaras legislativas de todos los estados que se agrupan en 99 cámaras correspondientes los 50 estados donde en cada estado hay dos cámaras excepto en Nebraska donde el sistema es unicameral. Nebraska también es especial en que no distingue la afiliación partidista de sus Legisladores, con lo que los datos que se refieran a las divisiones entre los partidos Demócrata y Repuplicano serán sólo correspondientes a 98 cámaras legislativas.

Antes de continuar, vayamos primero con unas pocas definiciones necesarias para entender las estadísticas:

Control cameral es cuando un partido controla sólo una cámara.

Control legislativo es el nombre que recibe el hecho de que un sólo partido tenga mayoría en las dos cámaras.

Control del estado es el nombre que recibe el hecho de que un partido tenga mayoría en ambas cámaras y además el gobernador sea también de este partido.

Control dividido es cuando cualquiera de los tres elementos (las dos cámaras y el gobernador) presentan afiliciación a varios partidos.

  • De los 7.383 Legisladores, 3.820 son Republicanos (52%) y 3426 son Demócratas (47%) y restan 127 independientes.
  • Los Republicanos tienen control cameral de 59 de las 98 cámaras lo que es el 60% de las mismas, mientras que los Demócratas tienen el control de 39 que representa el 40% del total de 98.
  • En cuanto al control de legislatura, existen 49 cámaras que se hallan en posición de Control de Legislatura los Republicanos poseen 29 (el 59%) y los Demócratas 19 (el 38%) y resta 1 legislatura (o grupo bicameral) dividida.
  • En lo que se refiere a control del estado, también existen 49 cámaras en esa posición (igual número que en “control de legislatura”), los Republicanos poseen 21 de ellas lo que supone un 43% del total de 49 mientras que los Demócratas tienen 15 que son el 31% del total con 13 estados que aparecen como resto en posición de control dividido.

Por lo tanto, los datos cantan señores, la superioridad de republicana en las cámaras es aplastante se mire por donde se mire y esa es la superioridad de realmente cuenta, no el voto popular.

El problema es el gran malentendido, mejor dicho, la mentira que se ha proyectado sobre la realidad de un sistema impropiamente llamado democrático y celebrado como tal

De modo y manera que, supongo, que ahora, a la vista de estos datos –y sabiendo el papel real que tiene cada cual en la constitución americana– no se extrañará nadie de que yo me haya lanzado a anunciar la victoria de Trump en fecha tan temprana como el día 12 de noviembre ante el estupor de propios y extraños y –muy especialmente de mis amigos periodistas– que por aquellas fechas inmediatamente posteriores al golpe del día 3 protagonizaron TODOS SIN EXCEPCION CONOCIDA una súbita regresión al estado fetal de pre-partidarios de Trump que tenían en 2016 cuando le negaban por las esquinas.

En fin, al análisis anterior le faltan dos cosas importantes que no me es dado exponer aquí:

  • Hacer una mínima indagación sobre la tipología humana de estos Legisladores para ver cómo podrían actuar en esta crisis.
  • Hablar de la segunda vuelta (runoff) de las dos plazas vacantes en el senado de Georgia que es importantísima por razones que ya explicaré y que pueden terminar desencadenando un desenlace del todo imprevisto.

Pero eso será en próximas entradas. Ahora les dejo con un breve comentario final sobre los datos que he adjuntado, su procedencia, etc. No la desdeñen que también tiene su miga.

♦♦♦

Los datos anteriores están tomados de la NCSL (National Conference of State Legislatures) y se refieren a la situación de las legislaturas al 1 de agosto de 2020 y por lo tanto no reflejan los resultados de las elecciones del 3 de noviembre aunque prácticamente no hay variación, y además va a favor del Partido Republicano.

En dichas elecciones se llevaron a cabo elecciones para la composición de 86 de las 99 cámaras del país correspondientes a 44 estados. Los estados que no llevaron a cabo elecciones ese día fueron Louisiana, Mississippi, New Jersey y Virginia porque dichos estados tienen por norma hacer sus elecciones en años impares.

En esa fecha (3 de noviembre de 2020) se reeligieron 5.876 escaños del total de  7.383 lo que representa un 80%. La gran sorpresa de esta reelección es que sólo dos cámaras, pertenecientes las dos al estado de New Hampshire, cambiaron de partido y lo hicieron ambas a favor del Partido Republicano con lo que habría que añadir un punto más a los Republicanos en el haber de su control de legislatura expuesto antes.

Es de destacar que este mínimo cambio es excepcional ya que generalmente se da una media de 12 cámaras que cambian posición en el sentido anteriormente definido generalmente el sentido del cambio va a contrapelo del ocupante de la Casa Blanca. Es decir, en cada elección estatal pierde Legisladores el partido al que pertenece el Presidente de EEUU.

Lo que esto demuestra es que el tanto el Presidente como su partido, el Partido Republicano, están muy bien vistos por el electorado popular del conjunto de los estados.

No cabe duda que me estoy aficionando a Daniel Ari y sus estupendos hilos en tuiter sobre el tema USA, siempre tan instructivos. Hoy podemos leer sobre el indulto de Trump al general Flynn , quien es Flynn y porqué le indulta Trump.

En las vísperas del Día de Acción de Gracias, Trump concedió el indulto al general Michael Flynn, teniente general retirado del Ejército de los Estados Unidos.

Flynn sirvió como Jefe Adjunto de Personal del XVIII Cuerpo Aerotransportado en Fort Bragg, Carolina del Norte y como Director de Inteligencia de la Joint Task Force 180 en Afganistán.

Estuvo al mando de la 111.ª Brigada de Inteligencia Militar y fue director de inteligencia del Mando Conjunto de Operaciones Especiales, con servicio en Afganistán (Operación Enduring Freedom) e Irak (Operación Iraqi Freedom). Fue Director de Inteligencia del Mando Central de los Estados Unidos, Director de Inteligencia de Personal Conjunto y Director de Inteligencia de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad en Afganistán. En julio de 2012, Flynn fue nombrado director de la Agencia de Inteligencia de la Defensa (Defense Intelligence Agency, DIA por sus siglas en inglés).

En abril de 2014, cesado por criticar las políticas de Obama en Afganistán e Irak. Creía que Obama estaba minando la seguridad de los EEUU y así lo denunció. Fue un ‘whistleblower’ y lo pagó caro.

Cuando Trump hizo público el indulto, Flynn respondió con este tweet. Jeremías 1:19: «Y te atacarán, pero no prevalecerán, porque yo estoy contigo –dijo el Señor– para librarte.» Evidentemente, Flynn no se refería a sí mismo.

Pero, ¿qué delito había cometido Flynn? Esa es una historia larga en cuyos detalles no voy a entrar, pero a modo de resumen diré que Obama es un tipo muy rencoroso y vengativo, y que el FBI y un juez prevaricador fueron a por él. Se abrió una investigación para averiguar si Flynn estaba involucrado en actividades pro rusas que pudiesen constituir una amenaza para la seguridad nacional de los EEEUU. Era un INVENT, pero prosperó.

Lo suficiente para que un juez federal mordiese el hueso y lo condenase. Y para que fuese alargando la cosa indefinidamente, a pesar de que el mismísimo Departamento de Justicia había declarado que no había la menor prueba contra Flynn. Y a Flynn le estaba costando, no solo la reputación, sino también muchísimo dinero (en su defensa legal). Era una perversión total de la ley, como es habitual en la gente relacionada con la administración Obama.

De modo que Trump le concedió el indulto, no solo porque sabía que Flynn estaba siendo víctima de una conspiración, sino también para liberar a Sidney Powell de la carga de defender a Flynn a fin de que pudiera centrarse en el proceso legal contra el fraude electoral.

Cuando el general Flynn estaba siendo interrogado por el FBI, en tres ocasiones distintas hizo el siguiente comentario, mirando al exterior por la ventana de su despacho: “What a beautiful black sky” (Qué cielo negro tan hermoso).

El comentario puso nerviosos a los agentes del FBI. Ni ellos ni los que se enteraron por las grabaciones y filtraciones sabían lo que había querido decir. Flynn había parafraseado una estrofa del poema The Northern Lights (Las luces del Norte), de Guy Humphrey McMaster (1829–1887).

Es un poema sobre el Armagedón. Describe la marcha, bajo un cielo negro, de las fuerzas del Mal. Lo que Flynn les había querido decir es que iban a recibir su justo castigo.

La mayoría de la gente cree que el Armagedón es la Batalla Final. En realidad es una campaña militar. Y tiene sentido. No creo que veamos jamás la derrota total del Mal. Y que solo quede Bien en la Tierra.

Vamos a luchar la campaña del Armagedón para siempre. Y las fuerzas del Mal van a ser derrotadas una y otra vez. ¿Por qué? Porque el Mal no puede crear; solo puede destruir. La gente que crea, la gente que construye, es la que vence al Mal.

Página siguiente »