septiembre 2008


Siempre se ha dicho que a los cadáveres les siguen creciendo durante un tiempo el pelo y las uñas. Modernamente habrá que añadir; “Y el spam de sus correos electrónicos”.

Cuando alguien muere así como en la vida física muere a todos los efectos, ya no se puede poner al teléfono, en el plano virtual, en la red, no está tan claro.

De momento ahí quedan colgados sus comentarios en foros que frecuentaba, en su blog o web o lo que tuviera, sus correos e. siguen recibiendo mensajes y acumulándolos en la bandeja de entrada y hasta la lucecita de su messenger puede que se encienda si algún heredero de su ordenador lo enciende y trastee en él.

En la red queda algo  de quienes hoy en día van muriendo.

Parte de su espíritu.

Anuncios

Propongo que para paliar la supuesta desaparición del hielo del polo norte y asegurar un hábitat sostenible a los osos blancos que copan portadas en nuestros medios, se proceda a la desplastificar nuestros océanos de manera urgente, trasladando 10.000 millones de toneladas con un basuraducto (una tubería vaya) tamaño muralla china hacia la zona polar vía estrecho de Bering. Sustituyendo los témpanos y las banquisas por islas de plástico los osos podrán seguir pescando focas, las focas seguir siendo pescadas por los osos y Al Gore comer perdices.

En otro orden de cosas, los Simpsons me han defraudado con sus nuevos capítulos de esta temporada, no son lo que eran.  Ni una mala sonrisa.Lo bueno no puede durar eternamente.

¿Y de qué nos reiremos ahora?